La época de los Merodeadores

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Rostro Bellatrix Black Rostro Lilian Evans
Últimos temas
» Giratiempos {confirmación élite}
Vie Ago 03, 2012 9:01 pm por Invitado

» Rebelion Hogwarts (PJES CANON LIBRES) CONFIRMACION ELITE
Vie Jul 13, 2012 8:24 am por Invitado

» Registro de Avatar
Jue Jul 05, 2012 8:11 pm por Janet M. Phenes

» La vida de Leah
Lun Jun 25, 2012 7:19 am por Lilian Evans

» Confesionario
Lun Jun 25, 2012 7:15 am por Narcisa Black

» Diversión a mitad de la noche [Rodolphus]
Vie Jun 22, 2012 2:52 am por Rodolphus Lestrange.

» Relaciones de Brown
Vie Jun 22, 2012 12:19 am por Romina Brown

» Rodolphus Lestrange
Jue Jun 21, 2012 9:39 pm por Lilian Evans

» Mary McDonald ♪Ficha♪
Jue Jun 21, 2012 12:37 am por Bellatrix Black

Mejores posteadores
Lilian Evans (1157)
 
Evan Rosier* (946)
 
Bellatrix Black (520)
 
Alecto Carrow* (506)
 
Elena Rosier (445)
 
jenh belikov* (434)
 
Rodolphus Lestrange* (315)
 
Severus Snape (259)
 
Andrómeda Black* (224)
 
Antonin Dolohov (183)
 

Afilianos
IncarcerousImage and video hosting by TinyPicMapa del Merodeador

El Tiempo Merodeador

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Tiempo Merodeador

Mensaje por Miranda G. Wilson* el Miér Ene 12, 2011 5:21 pm

El tiempo Merodeador


Introducción

El año 1967 ha dado su comienzo. Los Merodeadores se preparan para su sexto año en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, junto al resto de sus compañeros.

James sigue con la idea de conquistar a Lily Evans, cosa que a ella no le causa ninguna gracia. Peter, por su parte, continua siendo el chico torpe e inseguro de siempre. Remus está tratando de llevar mejor su "problema peludo" como le dice James, y empieza con muchas ganas el colegio, deseando volver a ver a sus mejores amigos. Y Sirius... Bueno, él está en algo complicado y confuso.

Canuto siempre fue un galán y muy exitoso con las chicas. Siempre sabía com tratarlas: les decía piropos, las halagaba y con eso bastaba para que ellas se derritieran a su pies. Pero un día, en cuarto, se empezó a fijar más en una muchacha en especial: Miranda G. Wilson. Ella era diferente a las demás. Se mostraba difícil con él, y eso, a Hocicos, le encantaba. Cuando estaba frente a Mir, se comportaba como un idiota: No le salían las palabras, era torpe y siempre se ponía colorado. En conclusión: estaba enamorado.

Pasemos a los demás alumnos:

Lily Evans espera que este año Potter no la moleste ni intente por toda costa que salga con él. Quiere pasar un ciclo lectivo tranquilo y aprendiendo cada vez más. Además se muere por ver a su mejor amiga, Miranda.

Miranda G. Wilson espera impacientemente al primero de septiembre. Desea encontrarse con su mejor amigo del alma, Severus Snape (curioso, ¿verdad?) y volver a pasear por esos jardines tan queridos. Y, aunque lo quiera reconocer, también espera con ansias ver a Sirius Black, ese chico de sedoso pelo negro, al cual el sol le arranca reflejos castaños, y con esos ojos oscuros.

Severus Snape está entre querer ir a Hogwarts o quedarse en su casa. Llegar al colegio significa que, en el mal aspecto, sufrir humillación de parte de la pandilla de Potter, con este incluido. Pero también está las cosas buenas, como, por ejemplo, volver a ver a Lily o pasar el tiempo con su mejor amiga, Miranda. Esta última siempre había sido muy buena con él y lo apollaba en cualquier situación. Y eso lo apreciaba muchísimo.

¿Qué sucederá en este año? ¿Se cumplirá los deseos de cada uno de los chicos? ¿O habrá algunas desilusiones? Ya lo veremos.

Capítulo 1: En el tren

La escena es ubicada en el Expreso de Hogwarts.


James: En serio, chicos, esto de que Monny no se encuentre todo el viaje aquí es un rollo.

Sirius: El ser prefecto le quita su lado divertido a la vida.

Peter no interviene, se esconde detrás de un cómic. James bosteza y se estira.

James: Oye, Canuto, ¿que planes tienes para este año?

Sirius: Pués, veamos: molestar a Quejicus, no hacer los deberes, molestar a Quejicus, coquetear con las chicas y... ¿Molestar a Quejicus ya lo dije?

James se ríe a carcajadas. Siempre se podía contar con Padfoot para bromear un rato.

James: Y, ¿con Wilson nada? Yo ví que desde hace dos años le andas echando el ojo.

Sirius se pone más rojo que un tomate maduro y empuja a su amigo

Sirius: ¡Cállate, Cornamenta!

En eso se abre la puerta del compartimiento y entra Remus.

Remus: Hola, chicos. James, Lily me ha dicho que si no quieres conocer lo que es el verdadero infierno, no le insistas este año.

Sirius está a punto de desmayarse de la risa. Le encantaban las amenazas de muerte de Lily a James. Este último se ofende y le pega en la coronilla a Canuto.

James: ¡Ya cállate! ¿Quieres? Lunático, dile de mi parte que nunca renunciaré a la esperanza de que sea mi novia.

Black hace melodía de película de terror refiriéndose al infierno que le espera a James.



En otro lado del tren, se encuentran dos amigos que se vuelven a ver después de un verano muy largo, según ellos.

Miranda: No sabes cuanto me alegra verte, Sev. Te extañé un montonazo. ¿Que hiciste en el verano?

Severus: Lo de siempre. Vagabundear de aquí para allá y aguanterme la furia de mi padre.

Miranda: Lamento que no hayas vendio a mi casa. Realmente tenía ganas de invitarte, pero mi papá me decía todo el tiempo que no, que iba a venir mi hermano de Rumania, que desde que se había ido lo veía sólo en Navidades y en la vacaciones de verano.

Severus: Tiene razón, sería muy malo si no disfrutaras de las pocas veces que puedes verlo.

Miranda le dedicó una sonrisa radiante. Desde el momento que cruzó un saludo con Severus, se dió cuenta de que era una persona que valía la pena. Y a partir de ese día, de a poco, fue surgiendo una amistad de las más sólidas.


Miranda: ¿Que tienes pensado para este año?

Severus: Nada en especial. Tratar de estudiar y meterme en los deberes.

Miranda:
¿Y con Lily?

Severus se pone más colorado que el pelo de su amada.

Severus: Bueno, no sé...Seguir siendo su amigo.

Miranda: ¡Sev!

Severus: ¿Y tú con Black? ¿Que piensas hacer con... esa cosa?

Miranda se rie. Le encantaban las cosas que inventaba Severus para no ofenderla a ella, aunque seguía teniendo ese tono de odio.

Miranda: Lo mismo que empecé a hacer desde que me echó el ojo. Ignorarle y seguir la táctica de Lily: hacerme la difícil. Lleva funcionando hasta ahora, así que, ¿por qué fallaría ahora?

Severus se encoje de hombros. No está muy convencido de quien se había fijado su amiga.

Severus: Igual, a mi me parece que no te conviene. Tú, tan lista y siendo tan buena persona, con él, que es un deficiente mental. No sé, no me convence.

Miranda juguetea con el collar regalado por su hermano, pensando en lo que le acaba de decir Severus.

<<En parte tiene razón. Black es un idiota, pero mi corazón lo elijió a él. ¡Ay, que ciego es el amor!>>

Miranda se recuesta en el asiento y mirá por la ventanilla mientras el sol se va ocultando poco a poco.
avatar
Miranda G. Wilson*
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 143
Puntos : 239
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/01/2011
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tiempo Merodeador

Mensaje por Miranda G. Wilson* el Mar Ene 18, 2011 4:59 am

Capítulo 2: Empiezan los enfrentamientos

Extractos del Diario de Sirius:


¡Dios! ¿Ya dije que odio a Snape? Bueno, no lo odio: ¡lo detesto! Hoy traté de hablar con Miranda, decirle, no sé, que que linda que estaba ese día. ¡Que sé yo! Cualquier cosa. Pero ella estaba demasiado ocupada hablado con Quejicus. Y el muy estúpido me dedicó una mirada altanera y soberbia. ¡Idiota mental! ¡Que se pudra en lo más profundo del infierno! No le hice nada porque McGonagall estaba cerca (esto sucedió en el Hall de la Entrada)

Esperé a que ese deficiente se fuera su asquerosa mesa para iniciar conversación con la hermosa de Wilson. Sin embargo cuando traté de hablarle, ella me ignoró por completo y se puso a charlar con Lily. Parece que no es simpatía exactamente lo que le inspiro. Pero, yo digo, ¿qué es lo que le ve a Quejicus? ¿Qué es lo que tiene él, que no le atrae a ninguna chica, que yo no, que tengo a todas las mujeres de Hogwarts en la palma de mi mano?

James me está diciendo que si no termino de escribir pronto les va a decir a todos que tengo un diario íntimo y que en verdad soy una mujer que se hizo transexual.


Extractos del Diario de Miranda:


Recién es el segundo día en Hogwarts y Potter y su pandilla ya empezaron a hacer de las suyas.

Hoy estabamos con Sev charlando muy tranquilos, cuando Black y Potter empiezan a molestar a mi amigo. Este fue el díalogo

Potter: Oye, ¿no crees que parecen novios esos dos tan juntitos?

Black: No lo creo. No puede ser que una chica tan bella ande con semejante troll.

A todo eso, Sev, evidentemente, se puso hecho una furia. Logré calmarlo un poco, pero Black tuvo que sacar uno de sus típicos comentarios de cuando se hace el galán.

Black: ¡Oye, Wilson! ¿Por qué no dejas a ese pelícano y te vienes conmigo?

La consecuencia fue que le eché un maleficio de mocomurcielagos y así se cayó la boca. Pero Sev estaba peor que antes. Y eso influyó en lo que pasó a la noche. O sea, ahora, hace un rato.

Había salido de la cama. No se porqué. La cosa es que me topé con que Sev estaba acorralado contra una pared y lo estaban amenazando estos dos idiotas. así que, a escondidas, sabiendo que a mi amigo no le gusta que le defiendan en público., saqué mi varita he hice el encantamiento "Desmaius".

Acabo de volver. Te dejaré, Diario, pero no creo que pueda pegar el ojo. Deseame suerte.
avatar
Miranda G. Wilson*
Gryffindor
Gryffindor

Mensajes : 143
Puntos : 239
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 12/01/2011
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.