Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Vociferador #5 GOSSIP WITCH !IMPORTANTE!

Jue Mar 08, 2018 8:19 pm por Bellatrix Black

SE BUSCA: GOSSIP WITCH

Brujas y magos de Hogwarts, la dinámica es la siguiente, necesitamos un buen reportero para esta sección, puntos a considerar:

-Mantenernos al tanto de que pasa en el foro, …


Comentarios: 8

Vociferador #1: Avatar ¡Importante!

Sáb Ene 27, 2018 12:30 am por Bellatrix Black

.Sobre el Avatar .



Magos y brujas de Merodeadores, con la finalidad de tener todo muy bonito en el foro, es importante colocar el tamaño del avatar de tal forma que no se deforme la imagen de su …


Comentarios: 36

Afiliados Hermanos
01 de 05
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El foro está inspirado en el mundo de J.K. Rowling.
»Las imágenes fueron obtenidas de Pottermore, Tumbrl, Google & Deviantart. La Administración se encargó en la edición de ellas.
»El Tablón fue creado gracias a Foroactivo, ITSMNEMOSYNE & Neeve.
Las tablillas pertenecen a Neeve, al menos que el crédito en ellas diga lo contrario.
» Dí NO al plagio. Si quieres saber algo, solo pregunta a la administración
Directorio
00 de 09
Afiliados Elite
10 de 33
Últimos temas
» Técnicas de Artes Oscuras (BLACK)
Vie Oct 12, 2018 3:29 am por Lord Voldemort

» PETICION DE ROL
Vie Ago 17, 2018 4:51 am por Romina Brown

» ¿QUE PIENSAS?
Miér Ago 08, 2018 4:25 pm por Bellatrix Black

» Mists of Avalon [Afiliación Normal]
Jue Ago 02, 2018 4:45 pm por Invitado

» Margaret Jones -Ficha en construccion-
Miér Ago 01, 2018 10:38 pm por Rodolphus Lestrange

» Hola, soy nueva y pregunto si hay alguien ahi??
Miér Ago 01, 2018 10:36 pm por Rodolphus Lestrange

» CONFESIONARIO
Mar Jul 10, 2018 5:03 pm por Sadie Maddson

» ADJETIVO AL PJ ANTERIOR
Mar Jul 10, 2018 5:02 pm por Sadie Maddson

» ENTRE TUS PIERNAS
Mar Jul 10, 2018 5:02 pm por Sadie Maddson


Doble humillación (Black) +18

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Miér Mayo 09, 2018 10:37 pm

A diferencia de otras mansiones, mi hogar, tenía un toque fuera de lo común en su ornamentación. Por generaciones mi familia se había encargado de atesorar muchos objetos oscuros entre estas paredes ¿Por qué? Bueno, Gringotts, no era un lugar tan seguro con aquellas inspecciones del Ministerio, aunque últimamente estaban solicitando redadas a los hogares de familias puristas, situación que no me agradaba en lo absoluto. Esto en razón del ascenso del Señor Tenebroso y la postura en que dejaba al Ministerio de Magia y de paso, a la mayoría de las familias puras, si bien, eso no me disgustaba, sí nos dejaba en una posición bastante incomoda en estos momentos.

Tras aparecer en el salón principal de la flamante mansión Lestrange, todo fue en picada. Mis padres yacían sentados junto a otros magos del Ministerio, los reconocí de inmediato por el símbolo en sus capas ¿Qué podrían querer? Nada bueno. Sonreí de forma tranquila a los presentes dejando caer el brazo de mi "prometida" -  Señores, padres - le hice un gesto a mi acompañante para que guardara silencio, lo que menos deseaba en estos momentos era una intervención imprudente de su parte - Sin ánimos de interrumpir su plática, mi prometida y yo, necesitamos acomodar uno últimos asuntos de nuestra boda - mi padre hizo un gesto con su mano en señal de que podía retirarme a donde quisiera. No obstante, un mago se levantó en nuestra dirección con claras intenciones de indagar en algo - Hace algunos días, ocurrió un desastre en las calles de Londres, un desastre a decir verdad, una familia de magos y tres muggles fueron asesinados a sangre fría. Testigos le describen como parte de la escena del crimen joven Lestrange - mi actitud permaneció inmutable ¿Qué podría decir? Que lo había disfrutado tanto o peor, que Bellatrix no había sido invitada a la fiesta - Yo creo que ese muggle no sabe describir a una persona. Además, he estado muy ocupado con los preparativos de mi boda... -el mago elevó su mano esbozando un estúpida sonrisa- Por lo que sé y me han confirmado, no hay fecha aún -miré a Black y luego al mago- Sí la hay. Será en un mes. Usted está invitado al igual que su departamento, podrán disfrutar de un verdadero evento social. Ahora, sí me disculpa, debo atender asuntos más importantes que la muerte de unos muggles -lleve mi mano a mi mentón- Verdad, hoy en día tienen más prioridad que un mago -le sonreí una vez más y tras tomar la mano quien fuera mi prometida me encaminé en dirección a las escaleras.

Ya arriba le conduje sin mencionar palabra alguna en dirección al despacho de mi padre, ese lugar estaba encantado para que ningún sonido se escabullera entre las paredes. Al llegar, abrí la puerta y le permití pasar, acto seguido, la cerré sellando el encantamiento - Sí vas a preguntar por el evento de Londres, ya no hay caso discutirlo - me acerque a uno de los muebles buscando dos copas de plata y un licor que nos ayudara a recapacitar de todo. Mi vista se detuvo en un whisky de fuego ¡excelente! Lo deje sobre el mueble, lo abrí y vertí un poco de su contenido en ambas copas. Las tome entre mis manos y le di  una en signo de paz - Bueno. Necesito disculparme de forma sincera contigo -bebí de mi copa caminando en dirección al escritorio de mi progenitor, deje la copa en la madera y me senté al borde de la misma cruzando mis dedos- Lo que paso en el Hotel fue una equivocación, una terrible equivocación de mi parte. Eras mi prometida y no debí tratarte de esa forma, pero debes entender, te he dado todo el tiempo necesario e insistes en postergar y retrasar este asunto ¡Me sentía humillado! ¡Denigrado por tu persona! -tome la copa respirando y bebí todo su contenido para calmar mi pesar- Pensé que sentías algo por mí, aunque fuera un miserable sentir diferente al odio y eso, eso creció en mi como una remota ilusión... pero no, fui un estúpido -dejé caer la copa con fuerza sobre la madera- En fin. Lo que hice fue en razón de ese despecho, nada digno de mí y en razón de ello, no creo correcto seguir con este martirio -mi mano busco con cierta inquietud el anillo de compromiso para depositarlo sobre los pergaminos - Anda, el licor no tiene veneno... no podría causarte ese daño -sonreí-
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Jue Mayo 10, 2018 1:17 am

Hasta ese momento no podía escuchar sus palabras, la rabia seguía mandando sobre mí, ni siquiera la figura de mis padres o del señor tenebroso tenía participación en aquel momento. Rodolphus era insoportable y lo único que esperaba era que el día llegará a su fin, pudiera irme a la mansión y preocuparme después por todo lo sucedido. Pero hubo algo que me saco de mi ensimismamiento, sus últimas palabras retumbaron en mis oídos, no podía creer lo que el ojiverde decía, a pesar de aquello, sabía que cada palabra no repararía los últimos acontecimientos, pues el anillo lo coloco en su capa y se dispuso a marcharse. Me quede inmóvil, con preguntas sin respuesta y absorta por su actitud. Mis ojos lo siguieron, por mi mente paso seguir tras de él y tratar de encontrar una explicación, pero mis pies no hicieron ningún movimiento, era mejor terminar con todo, no había marcha atrás, habíamos superado nuestros propios límites.

Bufé y cuando me disponía a desaparecer de ese asqueroso lugar Lestrange se acercó de nueva cuenta, probablemente tenía un par de insultos que no había terminado de expresar y por alguna extraña razón mi retorcida mente quería seguirlo escuchando. Enarque una ceja, ¿disculparse? ¿Estaba siendo objeto de la maldición Imperio, o por qué sus palabras? Ignoré su invitación, sin embargo, de un momento a otro, desaparecimos del lugar.

[…]

Aparecimos en su mansión, mi semblante estaba a la expectación de qué diablos hacíamos ahí, hace un par de minutos había decidido dar por terminada nuestra relación, lo que menos esperé fue que me llevará a su mansión, con sus padres. –Rod…- no termine de expresar mis dudas, en el salón principal se hallaban sus progenitores con otros magos del ministerio. Me quede en absoluto silencio, si bien, mi rostro era completamente indiferente, no pretendía dar otra escena ahí mismo, ya era suficiente con lo del callejón Diagon. Dedique una leve sonrisa a los padres de Rodolphus en señal de cordialidad, guardé silencio, haciendo caso a sus señales, sabía que mi imprudencia en ese momento me podría costar mucho.

Afortunadamente mi acompañante no alargo el martirio de tener que dar una explicación a su familia y opto por escabullirnos hacía un lugar más privado, agradecí que su padre concediera que así fuera. Seguí a Lestrange, pero un mago parecía con apetito de indagar un suceso en Londres, miré a ambos tratando de entender qué sucedía, cuando oí la palabra “muggles” pronunciarse, una pequeña risa broto de mis labios, el hombre siguió con sus preguntas y de pronto mi rostro se tornó serio –Un mes- reafirme ante las preguntas del mago, si bien estaba completamente molesta con Rodolphus, por nada permitiría que un maldito sirviente del ministerio osará hacer preguntas fuera de lugar a alguien como nosotros y menos sobre nuestra vida personal. Podríamos ser enemigos y probablemente matarnos el uno al otro, pero lealtad, esa palabra nos definía completamente y mentir valía la pena. Finalmente fulminé con la mirada al mago y camine al lado de “mi prometido”.

Apenas estuvimos a solas, solté su mano, el show había terminado, ni sus padres ni los magos estaban presentes ¿por qué seguir con esa farsa? –Preguntas, eso es lo que tengo y no sobre lo que quizá fue una pequeña travesura de tu parte- respondí sin dar mayor importancia a la muerte de un par de muggles, justificaba tal hecho, ninguno debería vivir y cual fuera el motivo que lo hubiera orillado a hacerlo, no importaba. Tome la copa de whisky entre mis manos, lo miraba inquisidora mente, oí atenta sus palabras. Involuntariamente reí, Lestrange ¡se estaba disculpando sinceramente!, o al menos eso parecía. La soberbia y el orgullo que le caracterizaban se habían quedado fuera del estudio, mi rostro proyectaba cierta incredulidad ante la situación.

Levante mi mano en señal de pedirle que guardara silencio, bebí un trago de whisky, mi cuerpo anhelaba sentir la sensación de fuego correr por mi garganta. Camine hasta Rodolphus, miré el anillo y lo miré a él, me había dejado sin palabras, claramente el odio dominaba nuestra relación, estaba basada en ello, pero había algo más, siempre había algo más, ¿qué era?, ni siquiera yo podía discernir si aquello que me provocaba tuviera un lado bueno, no obstante tenía claro que si debía estar con alguien, era con él. Garraspe, tratando de darme más tiempo para decir algo – Tienes razón, no creo que después de lo que hemos pasado tenga sentido seguir con esto, aunque- levante los hombros, tomando el anillo entre mis manos, realmente era una joya única-acepto tu disculpa y te brindo una yo, por el hotel, la cena familiar, lo ocurrido el día de hoy… – las situaciones eran interminables, sin embargo, caí en cuenta de una cosa, una maldita cosa, mi mente desquiciada siempre necesitaba eso, buscaba la adrenalina de las acciones de Rodolphus, éramos la peor pareja del mundo mágico, jamás tendría un protector como Malfoy, pero vamos, Bellatrix Black no necesitaría de ello, probablemente esa persona que tenía frente de mí era el único que conocía mis límites y siempre me llevaba a ellos. Lo miré, sintiendo un poco de pena por él y por sus palabras, en aquel momento preferí los cruciatus dedicados a mí en el hotel, pues esta sensación que se apoderaba de mí era espantosa “pena”. Bebí de fondo el licor, tratando de que desapareciera esa sensación- Un mes le dijiste al mago Lestrange, tenemos un contrato que respetar y martirio o no, tengo palabra- busqué la mano de Rodolphus, la extendí poniendo el anillo en su palma.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Jue Mayo 10, 2018 9:27 pm

La situación se tornaba muy compleja a esta altura. Black aceptaba mi disculpa de muy buena forma y de paso, confirmó que nuestra unión sería dentro de un mes ¿Se había golpeado la cabeza? O bien, yo era el que estaba tendido en el  Callejón Diagon a causa de un cruciatus. Ladeé mi cabeza tratando de entender lo que acontecía en su mente ¿Deseaba jugar conmigo? Imposible, no se arriesgaría en mi hogar a semejante locura. Tomé el anillo con mis dedos asintiendo a sus últimas palabras y acto seguido, me separé de ella por un poco de licor - Sabes lo irónico de todo esto -mi voz se mezclo con una risa absurda mientras servía otra copa de whisky - Que nunca pensé que todo esto resultase tan... bien -bebí de mi copa  y la rellene nuevamente girando en dirección a Black- Tuve que torturarte, violarte, bueno, no sé sí eso puede calificarse como una violación -sonreí- estabas muy excitada para señalarlo como un acto violento y sin voluntad -bebí de mi copa - ¡Lo bueno! Tengo fecha -dirigí mis pasos junto a ella esbozando una sonrisa triunfal, sí, esas que gratifican hasta lo más profundo.

Ya a su lado junte su copa con la mía, debía celebrar que por fin tendría esa estúpida boda. Sólo lamentaba esa humillación patética sufrida a causa de una fecha, bueno, todo evento tiene su precio, y si mi dignidad era necesaria para unirme a Black, estaba dispuesto a pagarlo.  Bebí una vez más - Ahora tendrás que ganarte esto -dije tras mostrar el anillo y regresarlo al interior de mi capa. Deje caer la copa de mi mano sin importar que la alfombra fuese manchada por whisky, de seguro un elfo estaría feliz de subir a limpiar el despacho de mi padre y no, los innumerables objetos oscuros de mi hogar. Ahora que tenía mis manos libres podía hacer todo lo que había dejado en pendiente desde aquella noche en el hotel, por otra parte, daba por sentado que Bellatrix estaba esperando eso - ¿Por qué suelo rendir mi brazo siempre a tu favor? ¿Por qué Black? -le tome su brazo atrayéndola por completo a mi lado. Necesitaba besar sus labios, sentir su aroma, acariciarla y claro, escuchar una vez más aquellos gemidos que me volvían loco.

Por primera vez en mi corta vida, tenía un propósito además de la causa purista, la quería a ella por completo, sin condiciones ni modos, sólo la quería, sólo a ella y a nadie más. Obviamente nunca reconocería que se estaba convirtiendo en una obsesión, una obsesión peligrosa y que quizás, me podría costar muy caro - Tienes mi palabra que será un martirio esa unión, pero un martirio que disfrutarás cada día -mi cuerpo se abalanzó por completo sobre el de ella cubriendo sus labios con los míos.

En cosa de segundos la intensidad de mi pasión en aquel beso aumentó, y de paso, mis manos siguieron su curso natural: su cintura. Desvíe lentamente mis labios por la comisura de los suyos bajando por su mentón hasta su cuello -  Adoro tu aroma - susurré en su piel dejando pequeñas marcas a medida que avanzaba hacía sus hombros - No es una cena familiar, pero es más interesante -una pequeña risa estorbó mis palabras obligándome a separarme, era mejor no seguir, no quería terminar como en ese Hotel y menos que mis padres fueran lo suficientemente astutos para abrir esa puerta y descubrir un escena poco ortodoxa. Acomode mi cabello tratando de reprimir aquella pasión que recorría por mis venas, ese sentir de seguir y no parar hasta... bueno, eso ya daba lo mismo. Era muy extraño que aún estuviéramos con vida, con nuestro carácter y todo lo vívido, yo ya hubiera matado a otra mujer, sin olvidar que Bellatrix tenía menos tolerancia que yo - Quieres algo de cenar o bien, podemos divertirnos de otro modo -quité mi capa dejándola caer sobre el escritorio, me estorbaba más de lo necesario en estos instantes. Quizás de esa forma entendía mi indirecta de "diversión".
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Vie Mayo 11, 2018 9:02 pm

Cruce mis brazos mientras se daba el lujo de sentirse vencedor una vez más, sin embargo, el posponer, lo que ya era un hecho, no me beneficiaba en nada, era una lucha en vano, mi deseo era estar con él y vaya que lo deseaba, aunque no toleraba que el ojiverde una vez más tuviera la razón. Probablemente pudimos habernos evitado las torturas tanto físicas como morales que nos propinamos, pero no se trataría de Black y de Lestrange de haber actuado de ese modo. Reí desquiciadamente mientras él bebía y bebía whisky,  yo aún continuaba dando pequeños sorbos al que tenía entre mis manos.

Miré a mí alrededor mientras él hablaba y servía más licor en su copa. En tan solo un mes esas paredes que hoy me rodeaban iban a ser mi “hogar”, era un lugar magnifico realmente, no podía quejarme de vivir ahí; a diferencia de la casa Black los Lestrange tenían un peculiar gusto por los objetos oscuros y hacer que todo pintara muy tétrico, pero claro, con el toque de elegancia que les distinguía. Volví a centrar mi atención cuando propuso un brindis por el suceso que acontecería en un mes, alce mi copa en señal de “paz”, sin embargo, me sorprendió que aquella preciosa joya no volviera a mi mano, qué planeaba, estaba a punto de caprichosamente reclamar MI anillo cuando acerco mi cuerpo al suyo, “será más tarde”, pensé, quizá por hoy los reclamos eran suficientes, necesitábamos equilibrar la situación y un par de caricias no caerían nada mal. – Es innegable el por qué Lestrange, soy la única mujer digna de ti, debemos reconocer que ha sido lo único bueno que han hecho los inútiles de mis padres- sus labios fueron a los míos tan rápido que no tuve opción de negarme a ellos, no sabía si realmente quería negarme, mi actuar fue involuntario. Cedía a la pasión que desbordaban sus besos, la intensidad subía y no podía parar hasta que él, astutamente, decidió hacerlo.

Pase mis dedos delineando mis labios, limpiando el sabor de Rodolphus y del whisky, debía ser honesta, a ese paso aquel sabor se volvería una obsesión para mí. Estábamos a un par de metros de su habitación y se me ocurrieron mejores ideas que la cena, podría bien, adelantar un poco de la noche de bodas, en ese tema “un mes” sonaba mucho tiempo para poder aprovechar de esos privilegios que brinda el matrimonio. No obstante, no podía pasar desapercibido que a esa misma distancia, de lado contrario, estaban sus padres y un par de magos del ministerio, !cómo quedaría delante de ellos Bellatrix Black!. Suspire – La cena me caería bien- camine decididamente a Lestrange, me coloque justo detrás de su espalda, agradecía que había tomado asiento, pues de ese modo podía “aprovecharme” un poco más. Mis manos rodearon su cuello, deje rosar mis labios muy cerca de su oído, sonreí y mencione casi en un susurro unas pequeñas palabras- pero prefiero la diversión, aunque, no sé si sea apropiado- mis manos fueron directo a su pecho, empezaron a escabullirse por debajo de su camisa, mientras daba pequeños besos en su cuello- tenemos algo pendiente, no sé tú, pero me encantaría pagar la deuda que tengo contigo justo en estos momentos – mi lengua empezó a juguetear un poco, gire la silla y me coloque justo sobre sus piernas, mirándolo lujuriosamente – Vamos Rodolphus, no me negarás ese derecho – murmuré muy cerca de sus labios, para después aferrarme a ellos en un apasionado beso.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Lun Mayo 14, 2018 7:25 am

Las caricias de la morena fueron suficiente para calmar todo esa molestia que ella misma había generado tiempo atrás, sin embargo, aún tenía en mente una cosa: "Iba a pagar por toda esa humillación innecesaria que me había obligado a vivir". No le iba a dejar impune, esta vez no. Aún así, Black parecía estar dispuesta a jugar todas sus cartas con tal de eliminar esa absurda idea de mi mente - ¿Diversión? -repetí entre dientes mientras aferraba lentamente mis manos al borde del sitial. Esa lengua en mi oído, sus manos recorriendo mi torso por sobre mi camisa y saber que estábamos a solas, me hacían pensar en más de una posición ¡Cuánto deseo y qué mujer más complicada! Mi cabeza fue de golpe al respaldo tras sentir sus dedos sobre mi piel ¿Algo pendiente? Por favor, teníamos más que algo pendiente - Entonces cobraré mi deuda con intereses Black - dije recuperando por completo mi postura.

En cosa de segundos Bellatrix dejó caer su cuerpo por completo sobre mis piernas, sabía perfectamente lo que esperaba con ese actuar y de paso, yo no iba a dejar escapar una oportunidad tan clara. Le observe durante algunos segundos con una sonrisa pervertida en mi rostro, dudaba que ella pudiera imaginar cada una de las ideas que se me cruzaban por la mente. Entre las variadas imágenes que desfilaban frente a mí, sólo una me impulsaba a romper el respeto que tenía con este despacho, sólo esa me mantenía rígido en mi lugar y con mi mirada fije en sus ojos: "Su cuerpo apoyado  contra el borde del escritorio de mi padre y su mirada fija en la madera del mismo, sin su capa, su vestido a la altura de sus muslos, sus medias fuera, su ropa interior intacta, su cabello en mi mano derecha y yo dispuesto a penetrarle como un animal". Sí, esa imagen me desesperaba. Deje pasar mi lengua por mis labios sin borrar esa fotografía de mi vista - No puedo negarte ese ¿Cómo has dicho? ¡Sí! ese derecho. Aunque... -una de mis manos fue a su pierna derecha acariciando lentamente por sobre su ropa, mientras mi mano libre acomodaba su cabello tras de su oreja- Debo recordar que hace algunos tiempo, tú me negaste ese derecho querida -me acerque a su rostro depositando un beso sobre sus labios- Pero es mejor olvidarlo - susurre apartando mis labios de los suyos.

Sí me detenía a pensar, algo casi imposible producto de la ocasión, era la primera vez que Bellatrix se insinuaba de una forma tan "directa". Realmente estaba reconsiderando su actuar o quizás, sólo estaba sacando utilidad de la situación. Mis manos se detuvieron de golpe, el sólo pensar en su provecho útil me saco de mis casillas. Desvíe mi rostro en dirección al piso tratando de borrar mi pensar ¿Qué ganaba con esto? ¿Un contrato matrimonial? imposible, Black prefería la soltería a servir a un hombre que no fuera el Señor Tenebroso ¿Entonces? ¡Daba igual! Lo que realmente debería importarme es que la tenía aquí, sobre mis piernas y entre mis brazos y por tanto, lo que tuviera en mente o pretendería ganar, me valía. Regresé mi mirada a sus ojos esbozando una ligera sonrisa en mi rostro, esto lo iba a disfrutar tanto o más que ella.

Mis manos le tomaron por su cintura con fuerza moderada, pero lo suficiente para dejar su humanidad sobre los pergaminos del escritorio. Me incorporé junto a ella dejando caer mis dedos sobre la comodidad de sus piernas - Esperemos que esos magos permanezcan el tiempo suficiente en el salón - Sin esperar un segundo más, mis labios fueron en una búsqueda desesperada por los suyos. Necesitaba degustar ese exquisito elixir, ese elixir que me volvía loco por ella, ese elixir que me obligaba a estar como un perro a sus pies ¡Maldita ella y su cuerpo! Mis labios se desviaron bruscamente por su mejilla hasta encontrar su oído - No sabes como te odio - mordí su lóbulo al tiempo que mis manos se aferraban a sus piernas para luego subir hasta su cintura - ¡Pero me vuelves loco! - lamí su oído aferrando su cuerpo al mío.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Lun Mayo 14, 2018 7:58 pm

No sabía cuánto tiempo había transcurrido, sin embargo era un logro que ninguno de los dos tuviera una actitud retadora o amenazante el uno con el otro. Lestrange siguió sus instintos, naturalmente, y cedió a las caricias que le propine, correspondiendo cada una de ellas. Sus largas manos empezaron a recorrer mis piernas, mi respiración se agito un poco por el deseo que despertó en mí, era tan clásico del ojiverde, tenía un particular don de seducir hasta a la fría Bellatrix Black. Me inquieto ver su mirada que se perdía por instantes, me preguntaba, qué pasaba por esa maniática cabeza. Daba igual, no creía que en el lugar en el que nos encontrábamos le pareciera adecuada una escena como la del hotel o la del callejón Diagon.

El escenario me despertaba cierta adrenalina, sus padres, ¡mis queridos suegros! estaban a un par de metros, me causaba gracia que en cualquier momento la madre de Rodolphus entrara, ella era una dama de sociedad, esperaba una dama para su preciado hijo, no me consideraba una en aquella habitación, ni en ninguna situación, menos con mis emociones a flor de piel deseando un poco de promiscuidad desenfrenada con su adorado hijo. Sabía fingir bastante bien mi papel delante de ellos, delante incluso de mis padres, no necesitaba aburridos sermones por parte de ninguno, no perdería el tiempo en ellos, así que, trataba de encajar en su absurda fantasía de ser la perfecta familia Black y Lestrange. Pero delante de Rodolphus no había necesidad de simular nada, menos cuando su cuerpo se acercaba al mío de aquella manera. Me deje guiar por mi acompañante, de un momento a otro de estar sobre sus piernas me encontraba en el escritorio del Sr. Lestrange, lo miré con picardía, recibiendo sus apasionados besos con la misma intensidad.

Abrí mis piernas para abrazar su cintura mientras el recorría mi cuello con sus besos, sus palabras me hicieron reír, el odio era mutuo y la sensación de locura igual. Me separe solo un poco de él, necesitaba espacio para quitar un par de prendas que sobraban en su piel. –Querido, el sentimiento es mutuo- le espete mientras mis dedos jugaban con su corbata – no esperaba menos de ti, esa es la razón que me tiene aquí después de todo – enarque una ceja mientras quitaba el nudo de su corbata y desabotonaba su camisa, me apetecía sentir su piel lo más que pudiera. Mis labios siguieron besándole con fuerza, mientras mis manos continuaban su curso hacía su cinturón- Me resisto a ti lo más que puedo, me abstengo de tu cuerpo, de mis deseos por ti, sin embargo no puedo evitarte- mis palabras sonaban en un susurro mientras tocaban su rosado pecho, marcando un poco mis dientes en cada espacio de piel que pudiera.

Fue fácil llegar a su virilidad, quite a prisa el botón que aprisiona su pasión y finalmente mis manos llegaron a su miembro, ese simple y curioso objeto de placer que tanto he disfrutado, y que justo hoy sería presa de mis deseos.- He de confesar que me excita que estemos ocupando este espacio de la mansión Lestrange- sonreí mirándole mientras mis manos seguían juguetando abajo. De su mansión conocía casi todo, menos aquel sitio, desde el inicio me provoco curiosidad porque no íbamos directo a su habitación, quizá no quería tentar al destino y acabar con su orgullo cediendo al placer, no obstante, la cantidad de magia negra que nos cubría, me resultaba ciertamente excitante. Clave mis ojos en él, dando un empujón a su cuerpo para que se apartará, miré como automáticamente Lestrange me dedico una mirada de desaprobación, sin embargo, esta vez no estaba en mis planes huir, le sonreí y cual vulgar mujer me arrodille ante él, sin perder su lujuriosa mirada. Mis labios depositaron un beso sobre la superficie de su miembro, me separe unos centímetros, lo miré mientras mi lengua se paseaba por mis labios- Puedo parar Sr. Lestrange, pero no quiero- acto seguido mis labios se abrieron para adentrar su sexo en mi boca, misma que empezó a juguetear con él.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Mayo 15, 2018 1:29 am

Había esperado quién sabe cuanto tiempo para este momento, demasiado para un simple capricho, pero ¿Realmente era un capricho? No, la mayor de las Black no podía encasillarse como tal. Su actuar, y en especial aquella facilidad con la que dominaba cada uno de mis movimientos me estremecía por completo, sobretodo cuando susurraba mi nombre envuelto en un toque de pasión, lujuria y deseo. Aunque todas esas caricias no eran comparables con sus siguientes pasos. Sus manos me expulsaron de la cercanía de su corpus, pero mantuvo esa mirada lujuriosa, una mirada absolutamente correspondida - ¿Me rechazarás una vez más? – mi voz ocultaba una sonrisa mientras mis manos fingían acomodar mi pantalón y es que, la verdad, no tenía la mínima intención de hacerlo, sólo deseaba que siguiera con aquella faceta de mujer vulgar además, le sentaba muy bien.


Y ahí estaba arrodillada frente a mí, tomando mi miembro entre sus finas manos para depositar un ligero beso sobre éste, no terminaría para nada bien su actuar. No era la primera vez que una mujer ocupaba ese lugar y menos, la primera vez que pensaba en que fuera ella quien lo hiciera, al parecer, era mi día de suerte. Mi mano derecha fue directo a su mejilla dedicando una suave caricia por su amabilidad –No pares… y quizás, hasta tengas tu recompensa… -mis palabras fueron silenciadas por un ligero gemido a causa de su boca. Sus jugueteos era muy oportunos, precisos, casi al nivel de una profesional, quien diría que Bellatrix Black sabía ocupar muy bien esos labios, bueno, sí sabía su utilidad pero nunca había tenido el placer de experimentar ésta.

Mis ojos fueron obligados a permanecer cerrados, de caso contrario era capaz de aumentar el ritmo o peor, le obligaba a tomar otra postura algo más incomoda. Mis manos tomaron vida propia y se encaminaron a su rostro, necesitaba que esto se volviera más interesante, más excitante. Lleve mi mirada lujuriosa a la suya obligando a liberar mi miembro de la calidez de su boca – ¿Te ha gustado? –sonreí pervertidamente al tiempo que mis dedos limpiaban sus labios ¡Qué imagen tenía! No la olvidaría por nada del mundo. Mi mano libre fue a su cabello tomándolo con fuerza y sin esperar un segundo más le obligué a abrir sus labios dando paso a mi sexo – Qué maravillas haces con tu lengua… -decía entrecortado a causa del placer de cada uno de sus roces, lamidas y lo cálido del interior. Esto no se comparaba con ningún otro momento de intimidad.

Mi respiración era agitada y la fuerza que estaba ejerciendo sobre su cabeza era cada vez mayor a este ritmo, iba a quedar muy mal como hombre frente a ella. Le tiré de su cabello en dirección opuesta a mi cuerpo – ¡Suficiente! Es mejor que te largues –le liberé por completo y sin perder tiempo acomode mi ropa. Debía parar ahora, no podía permitirme una caricia más de su parte. Me acerque a paso rápido a la chaqueta y tomando el anillo se lo tiré frente a ella – Ahí lo tienes, ahora lárgate – trataba de ocultar mi respiración y de paso, un posible evento desafortunado de mi virilidad ¿Qué me había sucedido? Era mejor no preguntarlo. Mi mirada busco el whisky y sin necesidad de copa, bebí rápidamente de la misma botella, era necesario bajar las revoluciones a mi cuerpo.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Mar Mayo 15, 2018 2:22 am

Mi lengua se paseaba con completa libertad sobre su miembro, lamía tal con total soltura, de vez en cuando me gustaba mirar el gesto de placer que tenía Lestrange. Entendí la mirada de mi amante y me separe de él, en aquel instante sus deseos serían complacidos. No respondí su pregunta, no era necesario, mis ojos destellaban placer, al igual que los de él, sin embargo le dedique una sonrisa en contestación. Relamí mis labios después de que él los limpiara con sus dedos, acto seguido, sentí su dura mano tomar mi cabello, la fuerza que ocupo no me disgusto por completo, sentí recorrer en mi cuerpo la pasión y adrenalina que poco a poco aumentaba su nivel, hice cuanto quiso, mi lengua seguía recorriendo su sexo, dando suaves mordidas de vez en cuando. Ocupe que mis manos se recargaran en el piso, pues la fuerza iba en aumento y no había forma de que parara, cerré los ojos tratando de disfrutar el momento cuando de repente, me aventó sin más.

Lo mire perpleja, una vez más la característica petulancia y rudeza de Rodolphus tomaba protagonismo en ese momento. Me quede sin palabra alguna, no podía entender a ese hombre, por mi mente paso “venganza” claro, era difícil que olvidara la pequeña descortesía de mi parte al no dejar que saciara sus ganas en aquel viejo hotel. Literalmente me trataba, de nueva cuenta, como una vulgar mujerzuela, a la que le daba un par de galeones y podía echar sin remordimiento alguno, al menos, mi pago era aquella valiosa joya que adornaría mi mano el resto de mi vida. Mire el anillo y lo mire a él en repetidas ocasiones, me puse de pie, acomodé mi vestido mientras con mis manos tomaba la joya. Garraspé para hacer mi voz más presente aun, me acerqué a él, de nueva cuenta estaba a su espalda, mientras el bebía licor. –Querido ¿acaso te resulta difícil tomar a una mujer como yo?- reí sin control- Lestrange, Lestrange- sin hacer caso a sus peticiones, me senté al borde del escritorio, cruzando mis largas piernas y mirando profundamente al anillo que aún no ponía en mi mano izquierda- Sería bueno explicarle a tus padres que eres un inútil para brindarles un heredero, no creo que sea la conversación más amena que podamos tener, pero tal vez esperan mucho de- mi mirada se fijó en él, recorriéndolo de pies a cabeza, sonreí fingidamente- alguien como tú- no podía negar me encontraba completamente furiosa, una vez más lograba que me hiciera sentir humillada, todo aquel escenario lo había construido perfectamente para que volvía a caer en sus patéticos juegos, “sus sinceras disculpas” no eran más que trampas para conseguir lo que desde un principio quería, una fecha para la boda y claro, tenerme literalmente a sus pies como una zorra.

Mis mano fue directamente a mis labios, repasando mis dedos sobre ellos- Es una lástima, me hubiera encantado probar un poco más de ti, pero no puedo pedirte más de lo que puedes dar- di un brinco para reincorporarme. Gire directo hacía la puerta del despacho, dispuesta a irme- Querido, yo que tu dejaría de invertir en mujerzuelas, dudo que puedas hacerles más de lo que me hiciste a mí, es decir nada- reí a lo alto, mientras caminaba contoneando mi figura hasta la entrada- Por cierto, será un placer tomar un té con la Sra. Lestrange.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Mayo 15, 2018 4:55 am

Mi cuerpo completo temblaba, la lujuria aún recorría mis venas y mi mente no podía olvidar la imagen de Black arrodillada frente a mí, lamiendo mi miembro, acariciando y más. No obstante, era imperativo olvidar ese momento ¿Por qué? Porque no deseaba depender de su maldito cuerpo, de sus caricias y menos, actuar como un maldito perro, eso nunca lo iba a conseguir ¡Nunca! Bebí más de la botella sin tomar conciencia de sus palabras ¿Qué esperaba? Yo no caería en ese jueguito de ir con mis padres, eso no era digno de nadie y menos de ella, sólo quería sacarme de mis casillas y lo lograría de seguir así. Saboreé el whisky un largo momento en mis labios y tras hacer alusión a mis aventuras lo tiré contra el piso, no le permitiría un insulto más a mi persona y menos, sí estos eran propinados en mi hogar - ¡YA BASTA! ES SUFICIENTE ¡TÚ NO HARÁS NADA Y NO TE MOVERÁS DE AQUÍ! - Elevé en demasía la voz sin importar nada, ya daba igual, ya tenía todo lo que quería, fecha de boda, a ella como una puta y de paso, un leve momento de placer - Guardarás silencio a menos que desees un evento tan desafortunado como el vivido en ese hotel - decía a medida que avanzaba en su dirección y es que, estaba perdiendo la cordura y por su bien estar, era mejor no hacerlo.

Sentía latir mi cien como era de costumbre tras torturar, pero ahora era diferente, me sudaban las manos y mi cuerpo no me respondía. Vi pasar su cuerpo junto al mío y antes que diera un paso más, le tome por su brazo y le obligué a retroceder hasta el escritorio, apresando su cuerpo por completo entra la madera y yo - Las mujerzuelas que frecuento son cien veces más imaginativas que tú, diez veces más hermosas y no quieres saber por cuanto te superan en la cama querida. Por lo que, te sugiero que cuando habrás estos hermosos labios - lleve mis dedos a su boca acariciando suavemente su comisura - le des un buen uso -le guiñe un ojo- y no mal gastes su utilidad en palabras absurdas - mi mano libre fue a su cintura impidiendo cualquier movimiento de su parte.

Quería decirle un sin fin de cosas que me permitiera excusar mi actuar, sin embargo, daba por sentado que sólo serían material útil para insultos, y es que, ese era su mejor talento frente a mí. Regresé mi atención a ella esbozando una ligera sonrisa, de seguro anhelaba chucearme por mis actos y quien no. Respiré levemente y acto seguido reí, no entendía el porqué de ello, pero me resultaba muy divertido nuestras posturas. Ella se había ofrecido por completo y yo, torpemente le aparte ¡Qué ironía! - Deberías torturarme querida por ser un completo imbecil ¡Mírate! - le apunte con ambas manos - Eres perfecta. Te he humillado, insultado y más... si te he dejado hasta de rodillas y sigues como si nada ¡Anda! Sé que deseas golpearme... -tome sus manos llevándolas directamente a mi rostro - Siento que pronto quedarás sin dignidad -reí una vez más. Mi risa aumento a causa de su actitud ¿No pretendía hacer nada? Si ella no hacía nada, sería yo quien tomaría la iniciativa. Mis labios buscaron los suyos desesperadamente, lo extraño, es que esperaba ser rechazado, humillado y más por ella. Le guíe una vez más al escritorio sin detenerme un segundo y de inmediato, le deje sentada sobre la madera ¿Por qué insistir? Ya daba igual, ya me había controlado y sólo quedaba disfrutar - Sé que me amas Black, solo una mujer en ese plan se humilla tanto -susurré en sus labios permitiendo que mis dedos recorrieran rápidamente el interior de su vestido - negarlo sólo aumentará mi creencia... -baje por su cuello lentamente, disfrutando cada segundo de su aroma, de su piel y del placer de saberle deseosa de mí - Podríamos trabajar en un heredero -me detuve sobre su vestido examinando sus senos con interés-
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Mar Mayo 15, 2018 7:50 am

Lestrange empezó a gritar, al parecer no le había gustado mi actuar, ni mucho menos mis palabras, continuaba con una sonrisa instalada en mi rostro caminando hasta la puerta, el tema había finalizado para mí, no volvería a caer en sus juegos, ya había sido suficiente. Sus palabras no eran amenazas, sus palabras... sólo eran eso, palabras sin peso, qué mas podría hacer el estimado Rodolphus Lestrange, estábamos en su hogar, el anillo había vuelto a mi mano y de paso habíamos pasado un breve momento de placer. No era raro que la situación se tornara difícil, con el carácter que teníamos, pareciera que ese era nuestro destino. No podía negar que me satisfacía el hecho de ver a Lestrange perder el control y la cordura, era un hombre realmente dedicado a propinarme los más terribles y placenteros momentos, qué detalle de él, conocía demasiado bien a Bellatrix y cada día me sorprendía más.

Jalo mi brazo, lo hacía de nuevo, me obligaba a estar donde el quería, a su merced, necesitaba aprisionar mi cuerpo para escupir sus insultos, mismos que resbalaban en mi como mantequilla. Reí, reí mucho, ante sus palabras, mi risa era desquiciada ante sus cumplidos hechos a las mujerzuelas, ¿es que ahora esa categoría de mujeres necesitaba que un Lestrange les regalara tantos elogios?, solo eran mujerzuelas, no merecían mas que repudio por vender la única cosa para la que servían- Querido Lestrange, aceptamos lo que creemos merecer, es la sencilla razón por la que yo miro hacia arriba con mi señor tenebroso, mientras tú vas de calle en calle pagando ¿porqué? ah sí claro, para que te hagan arder de deseo como yo - su fuerza incrementaba cada vez más, sus besos volvían, qué intentaba, quizá provocar que la flama que había apagado resurgiera y como si nada me entregara a él. Le deseaba, claro que lo hacía, era una mujer con metas claras y ese hombre pasaba cada minuto de su despreciable vida tratando de alejarme, para mí era un capricho que tenía que cumplir, y por méritos propios, sabía que mis padres y los suyos deseaban un heredero, era un contrato, entregarnos para eso no me resultaría tan satisfactorio como ver rendido ante mí a Lestrange, se había vuelto una obsesión.

Lo bese con frenesí, correspondiendo a cada una de sus acciones, sus manos acariciaban mis piernas, se divertían debajo de mi vestido y yo, yo solo esperaba cuál sería el momento donde la cobardía de Lestrange sería de nuevo protagonista. Tal vez insultarme le era reconfortante al no saber qué hacer conmigo. Lo mire, era absurdo lo que decía, solo reconocía que el torturarle por cada vez que había doblegado mi orgullo era buena idea, era un imbecil- Lestrange Lestrange –dije cantando su nombre y proseguí- Te equivocas, puedes creer eso si así lo necesitas pero bien sabes que las cosas están invertidas -masculle ladeando mi rostro, mientras lo veía a pocos centímetros de mí- eres tan mío como yo deseare que lo seas las veces que quiera, tus pensamientos son míos, tu locura es mía. Esto es mío- mis manos bajaron hasta sus pantalones, dando un apretón, aun continuaba la excitación en aquel hombre. Me levante del escritorio dando un empujón al ojiverde, camine de nueva cuenta, sin embargo, la rabia termino por extenderse en todo mi cuerpo, empuñe mi varita, solo necesitaba algo para reconfortarme, mi mano apunto directo a Lestrange, sin titubear masculle aquellas palabras que tanto deseaban brotar de mi garganta- !Crucio!- su cuerpo de elevo, no haría más, no con sus padres afuera y unos magos haciendo cierta investigación. Camine hacia su cuerpo tendido, era el único que mantenía una sonrisa en sus labios en respuesta al dolor de aquella maldición imperdonable. Coloque mi cuerpo sobre de él, necesitaba llamar su atención-Mírame Rodolphus, este es el cuerpo que más deseaste durante toda tu vida, querías esta noche, deseabas más que yo esto, pero eres tan ESTUPIDO- apreté su cuello cuan más podía - No hay ni habrá heredero querido, no seré tuya ni aunque mi amo me lo pidiera-



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.