Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Vociferador #5 GOSSIP WITCH !IMPORTANTE!

Jue Mar 08, 2018 8:19 pm por Bellatrix Black

SE BUSCA: GOSSIP WITCH

Brujas y magos de Hogwarts, la dinámica es la siguiente, necesitamos un buen reportero para esta sección, puntos a considerar:

-Mantenernos al tanto de que pasa en el foro, …


Comentarios: 8

Vociferador #1: Avatar ¡Importante!

Sáb Ene 27, 2018 12:30 am por Bellatrix Black

.Sobre el Avatar .



Magos y brujas de Merodeadores, con la finalidad de tener todo muy bonito en el foro, es importante colocar el tamaño del avatar de tal forma que no se deforme la imagen de su …


Comentarios: 36

Afiliados Hermanos
01 de 05
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El foro está inspirado en el mundo de J.K. Rowling.
»Las imágenes fueron obtenidas de Pottermore, Tumbrl, Google & Deviantart. La Administración se encargó en la edición de ellas.
»El Tablón fue creado gracias a Foroactivo, ITSMNEMOSYNE & Neeve.
Las tablillas pertenecen a Neeve, al menos que el crédito en ellas diga lo contrario.
» Dí NO al plagio. Si quieres saber algo, solo pregunta a la administración
Directorio
00 de 09
Afiliados Elite
10 de 33
Últimos temas
» Galeria de Marlene
Vie Jun 15, 2018 8:31 am por Cassiopeia Miller

» La familia lo es todo [0/2]
Jue Jun 14, 2018 11:52 pm por Marlene E. Mckinnon

» Doble humillación (Black) +18
Miér Jun 06, 2018 2:14 am por Bellatrix Black

» Crown of Winter [Confirmación Af. Elite]
Lun Jun 04, 2018 5:43 am por Invitado

» PETICION DE ROL
Mar Mayo 29, 2018 9:35 pm por Helena Scamander

» Miami University {confirmación elite}
Dom Mayo 27, 2018 10:21 pm por Bellatrix Black

» Cold and snow {Rodolphus Lestrange}
Vie Mayo 25, 2018 5:04 pm por Marlene E. Mckinnon

» Registro de Avatar
Vie Mayo 25, 2018 3:26 pm por Marlene E. Mckinnon

» Relaciones de LUCIUS MALFOY
Jue Mayo 24, 2018 11:31 pm por Lucius Malfoy


Doble humillación (Black) +18

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Mayo 15, 2018 8:52 am

Las palabras de Black me tenían sin cuidado, la verdad, es que nunca les daba gran valor. Sin embargo, hubo una frase que me dejó pensativo: "Aceptamos lo que creemos merecer" ¿Qué significaba eso? Que era tan miserable que me conformaba con lo primero, eso le dejaba en una muy mala posición pero claro, cómo le explicaba que mi única meta era ella. Toda esta situación me estaba incitando a cometer un acto barbárico, hablaba mucho y carecía de coacción ¡Qué pérdida de tiempo! Y yo que pensaba que por fin tomaría cartas en el asunto o mejor, que de una vez por todas sacaría su varita y mostraría aquella ferocidad común con sus víctimas - Ya veo cuanto aprecias esa parte de mi cuerpo... querida - escupí entre risas sobre su rostro. Nunca se me hubiera cruzado por mi mente los deseos ocultos de mi prometida y menos, cuanto apreciaba a mi amigo ¿Debía tomarlo como un cumplido? Quizás, aunque siendo Bellatrix Black, eso debía ser todo lo contrario.

No pasaron ni dos segundos de aquella fantástica acción amorosa y ya me tenía lejos de su cuerpo ¿Qué tramaba? Eso ya daba lo mismo, había sacado su varita y daba por sentado que no era para convocar una copa de agua. Levanté mis manos en signo de paz y fingiendo una sonrisa cálida avance hacía ella, debía detenerle antes que provocara un caos ¿Había olvidado los aurores en el salón? - Querida, no olvides que contamos con la presencia de... ¡Ahhh! -caí al piso tras el golpe directo de su maldición en mi cuerpo ¡Maldita zorra! - Hija de p... -intentaba pronunciar lo que fuese, pero no, el dolor era intenso, tanto que no me era posible articular toda la frase por completo - Pensé... pensé que eras más... más fuerte -decía entre risas, risas que ocultaban el dolor que permanecía en cada extremidad de mi cuerpo a causa de su hechizo. Extendí por completo mi cuerpo en la cálida alfombra de piel sin parar de reír, si bien, era lo que buscaba, sentía que era insuficiente. Por lo general, Black no era de propinar un sólo cruciatus y menos, ceder algo de tiempo para que su víctima se repusiera ¿Perdía el toque? No. Ella buscaba algo más.

De la nada sentí caer su cuerpo sobre el mío ¿Pretendía abusar de mí? Eso sí deseaba verlo y sentirlo - ¿Estas sorda querida? O no has oído que tu cuerpo no se compara con el de una puta... -sus manos fueron a mi cuello silenciando una vez más mi voz ¡Por fin estaba frente a la mujer que "amaba"! Una sonrisa pervertida se dibujo en mi rostro y junto a ello, mi respiración se aceleró, pero no por sus manos, sino por lo excitante de la situación - El heredero es un plus... Yo sólo te deseo a ti -esboce en lo posible. Llevé mis manos a su cabello, lo enredé entre mis dedos y tiré de el obligándola a caer junto a mí, no podía permitirle que se llevara todo el crédito y la diversión - Verás querida - susurraba incorporándome sobre su humanidad - He intentado comportarme como un buen hombre. Te he permitido que me insultes e incluso, acepte que me humillaras en Gringotts, pero estas en mi hogar y las reglas han cambiado -mi mirada fue directo a su varita - Ahora, deja tu varita o tendremos a esos aurores en cosa de minutos aquí, y no deseo visitarte en Azkaban tan pronto -sonreí amablemente - Por cierto, te ves aún más hermosa cuando torturas -mis labios buscaron los suyos apresando su cuello con mi mano libre - Y eso me excita -lamí sus labios lentamente, necesitaba saborear su labial y más - ¿Sigue en pie lo de disgustar algo más de mí? - reí observando sus ojos y es que esperaba que me golpeara una y otra vez, y la única forma era provocando su dignidad.
avatar
Mortífago
Mensajes :
78

Galeones :
513

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Mar Mayo 15, 2018 7:27 pm

Seguía tan arrogante como siempre, el cruciatus no había hecho absolutamente nada para alterar su estado de ánimo, la sonrisa socarrona dibujada en su rostro y la respuesta altanera que me había dado me sacaban de mis casillas. Aunado a ello, volvía hacer presente que el deseo que tenía por mí era latente, pero ¿acaso pretendía que su descortés comportamiento me hiciera caer a sus pies?. Estaba completamente loco, desquiciado, un tanto más que yo definitivamente, sin embargo, continuaba ahí con él, desafiando mi propia paciencia. Mi mirada seguía tratando de escrudiñar que tanto quería de mí y qué de ello podía darle ciertos beneficios. Tal pareciera que necesitaba que esta insana relación le hiciera tanto daño para así poder darse el lujo de ceder a sus bajas pasiones; que ¡enfermo! ¡demente!, sin duda alguna, aquel hombre era quien debía dominar a esta mujer, día con día me demostraba que mi decisión de ser su mujer era la más certera que podía tomar.

En cosa de segundos los papeles volvieron a cambiar y me encontraba aprisionada bajo su cuerpo, tenía una excelente vista de su rostro, sus ojos verdes me miraban con excitación, solo podía sonreír a causa de tal espectáculo que protagonizábamos de nueva cuenta. Trate te negarme a sus besos, mordí sus labios para evitar que continuará decidiendo por mí. Era necesario no dejar que mis hormonas volvieran a vencerme en aquella situación, trataría de alejar el lívido que resurgía cada que me provocaba con sus besos y sus caricias. –Rodolphus, al parecer mis palabras no fueron claras, no volverás a tener a Bellatrix Black ante tus pies, no voluntariamente –sonreí con malicia- puedes obligarme, es tan tuyo conseguir lo que quieres con dinero, usando tu fuerza, tu poder, pero jamás llegarás a tener lo que mi señor tenebroso tiene, la voluntad de más de uno para hacer que sus deseos sean órdenes. Pero vamos, no lo necesita alguien como tu ¿verdad? –rodee mis ojos ante la habitación, Lestrange era como yo, rodeado de lujos, de gente a sus servicios, podía lograr cuanto quería y lo hacía con frecuencia. Pero si algo admiraba de mi amo era que aspiraba a tener soberana lealtad ante sus pies, sin necesidad de obligar a nadie, un claro ejemplo era a este par de motifagos. No sabía que impacto tendrían mis palabras, probablemente terminaría por hacer que Lestrange apretará tan fuerte mi cuello y morir ahí mismo, o en caso contrario, que le provocaran tanta burla que me permitiera dejar de ser su presa.

No obstante, no espere a escuchar su respuesta, ni sus peticiones, no me importaban los aurores que estaban a un par de metros de distancia, mucho menos sus padres, mi amenaza anterior era más por herir su masculinidad que por sacar ventaja de esos viejos. Con dificultad para articular palabra pronuncie- “Vidrio locomotor” – no había pasado desapercibido que los arrebatos de Rodolphus habían logrado una cantidad considerable de cristal roto y esparcido por el despacho. Estos automáticamente se elevaron y los pude manejar a mi antojo, no dude mucho, pues aquello era rápido, todos los pequeños pero filosos cristales se clavaron en automático en la espalda de mi amante.

Empuje con fiereza a Lestrange provocando que cayera de espaldas y lastimara aún más su fornido cuerpo. Me levante, mirando con aire de suficiencia al ojiverde–Quieres esto de Bellatrix ¿ah? – le espete mirando como pequeñas manchas de sangre ensuciaban su lúcida camisa ¡odiaba que disfrutará cada paso que daba hacia él! Mire a mi alrededor, me alegraba estar en una habitación llena de preciados objetos, adoraba la decoración del Sr. Lestrange, pues en el corto tiempo que había permanecido ahí pude percatarme de los incontables objetos punzocortantes que ambientaban el tétrico lugar. –Accio espada- una hermosa espada llego hacia mí, la hoja estaba perfectamente tallada y relucía el filo de la misma. Sin pensarlo apunte a Lestrange con ella, marcando su piel mientras esta recorría su torso - ¿Por qué simplemente no cierras su estúpida boca y cedes a tus deseos? Evitarías la mitad de las cosas que quiero hacerte con la ira que está a punto de explotar – amenace mientras seguía dejando que la espada hiciera pequeños cortes en él. Sabía de las habilidades extraordinarias de Lestrange, todo lo que me había permitido hacerle era solo para probarme a mí, a mi paciencia y a mi honor, conocía bastante bien a aquel tipo. Termine por lanzar la cuidada espada – No mereces ni siquiera esto Rodolphus –escupí en su cara y me di la vuelta.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
652

Galeones :
4521

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Mayo 15, 2018 11:05 pm

No lograba entender todo este asunto, ya no podía y tampoco quería hacerlo. Primero se dejaba seducir, minutos más tarde estaba actuando como un zorra y luego, me torturaba ¿Qué esperaba de mí? Por favor que lo dijera de una vez que me volvía loco. Sus palabras resonaban en cada espacio del despacho mas no tenían sentido, nunca lo tenían, sin mencionar que su apelación al Señor Oscuro era absurda, él era ajeno a nuestros asuntos, no había razón de traerlo a colación, pero claro, ella nunca lograba discernir esa pequeña línea entre lo personal y la pureza de la sangre. Guarde silencio ante ello, no iba a seguir con insultos banales y menos caer en un tercer episodio de mala gana. Me dispuse a incorporarme, sin embargo, me sorprendió con un patético hechizo.

No podía negar que su habilidad era impresionante y como no, si los rumores corrían de que el mismo Señor Oscuro dedicaba parte de su tiempo en educar a una simple novata. A veces sentía celos de ella, celos por sus habilidades, su ímpetu y por la preferencia que mi amo tenía por ella ¿Vería lo mismo que yo? ¡Claro que no! De sólo pensar en esa absurda idea reí, reí de imaginar al Señor Tenebroso con pasiones en su sangre, eso sí era ilógico. Al menos agradecí que Black quitara todas esas ideas de mi mente, sus vidrios dieron de lleno en mi espalda provocando una sensación extraña, no era dolor, no, esto era semejante al placer con un toque de ira. Acto seguido mi amada prometida me tiró contra el piso, penetrando aún más las pequeñas piezas en mi piel, ahora sí me había causado dolor, un dolor que pronto sería cobrado con creces. Trate de llevar mis manos a mi cadera para impedir el curso natural de los vidrios, pero era imposible, estos ya estaban perforando lo suficiente para requerir ayuda de un mendimago. Giré de costado ocultando la expresión de dolor de mi rostro - Es mejor que te detengas, no quieres... no quieres que me levante - escupí con ira cada una de las palabras, Black nunca me había visto de esta forma, pero estaba consiguiendo su cometido. Sentí el filo de la espalda en el borde de mis costillas - ¡Blaaack! -grite propinando un fuerte golpe a la alfombra ¡Era suficiente!.

- ¡Te equivocas! El único deseo que siento por ti es carnal... -le miré a su rostro expresando todo el odio que sentía por ella en estos instantes- Sólo deseo verte de rodillas con tu boca en mi miembro, callada y sumisa, porque a diferencia del Señor Oscuro que te sobrevalora, yo no veo nada más que una zorra con sangre pura, la cual debe abrirse de piernas cuando yo lo pida y quiera ¿Por qué? ¡PORQUE ERES ESO, UNA PUTA! -los cortes de su arma sólo aumentaba el delirio de mis palabras, mi ira, mi enojo con su persona, había sobrepasado sus facultades y no pretendía celebrarle o seguir en ese camino. Mi respiración era agitada por el dolo infringido y por primera vez extrañaba la interrupción de esos elfos ¿Dónde mierda estaban cuando se les requería? - Me provocas pena y risa a la vez -susurré limpiando mi rostro tras su atrevimiento, no podía creer que mantenía esos modales tan vulgares - Mírate, ahora escupes como un muggle ¿Lo has aprendido de tu cuñado? -reí con ironía desde mi postura, me urgía levantarme, pero sus golpes eran certeros.

Deje que mis manos se apoyaran en el piso sin dejar de reír, acto seguido, me deje caer de rodillas en la alfombra para observarle directamente a su espalda - Lo pasaremos tan bien como marido y mujer -decía presionando las heridas de mi torso, su madre no le había enseñado que los cortes no debían ser tan profundos con su futuro esposo, una lastima - Por cierto ¿Narcissa tiene tus mismos andares? Las rubias siempre han sido mis preferidas y tienen una gran habilidad para mover sus caderas -reí cual prisionero de Azkaban, lo terrible, es que perder sangre y estar despechado por tercera vez no eran la mejor mezcla.
avatar
Mortífago
Mensajes :
78

Galeones :
513

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Miér Mayo 16, 2018 7:06 am

Lo mire detenidamente antes de querer abandonar el lugar, estaba furiosa, me convertí en un animal para hacerle pagar cada mala palabra y cada tortura que me había provocado, me convertí en Rodolphus Lestrange, terminó logrando vencer mi paciencia. Por primera vez un sentimiento de culpa empezó a surgir en mi interior, no sabía a que se debía, era una persona más en mi vida, un mago de entre tantos, lo sucedido lo tenía merecido, ¿por qué debía dudar de mis acciones?. Empezó a hablar, sus palabras eran peor que una daga hiriendo, maldecía a mi persona, insultaba a Bellatrix Black, volvía a decir a gritos que era demasiada mujer para él, pues en su actuar, tal pareciera que lo único que buscaba era una cualquiera que le venerara y cumpliera el más mínimo capricho !que insolencia!, gracias a ello la culpa desapareció por completo, el odio y repudio que sentía por el ojiverde volvió a emanar, omitiendo cualquier sentimiento humano por ese imbécil.

Bufé, estaba dispuesta a seguir mi andar sin dedicar ni siquiera el mas mínimo reproche por sus insultos, no obstante trajo a la pelea al asqueroso muggle esposo de Andrómeda, podría aceptar sus delicados elogios sobre mi libertina vida, ser una zorra, una PUTA, pero el descaro de llamarme "muggle" dibujo inmediatamente en mi rostro un desagrado total, definitivamente el dolor provocado hizo que el hombre perdiera la poca decencia que le quedaba, compararme con un sangre sucia !que humillación! lleve mi mano a mis oidos, tratando de parar aquellas palabras, era imposible, lo fulmine con la mirada y me gire caminando a la salida. Era suficiente, de quedarme y oír alguna palabra más salir de su boca, tendría que tener una buena excusa con sus padres y los aurores al salir de la habitación.

!Mierda, mierda, mierda! no conocía los limites Lestrange, seguía golpeando mi orgullo y no pareciera que tuviera las ganas de dejar de hacerlo, pues termino pronunciando a Nacissa y dejando ver el deseo que mi hermana preferida le incitaba. Gire, recargando mi cuerpo en el borde de la puerta. Mi semblante automáticamente se relajo al verle de tal forma, su cuerpo tenia considerables heridas, la sangre brotaba de su torso y su espalda, me seguía mirando como si su vida en aquel momento fuera algo sin importancia, siempre y cuando dañara mi dignidad. Cruce mis brazos, mis negros ojos se deleitaban con la escena, no parecía tan valiente en aquella situación, una risa burlona salió de pronto- Lestrange, claro que no, Cissy no podría disfrutar de infringir tanto dolor como yo, digamos que mi hermanita tiene otros propósitos. - me acerque de nuevo hacia mi compañero, mi paso era lánguido pero firme, quería volver a tenerlo cerca, mirarle a la cara- Lamento decepcionarte con ella, no creo que guste de un hombre poco caballeroso, de lo contrario no estaría tan absurdamente enamorada de Malfoy -sonreí mientras me colocaba a la altura de él, mis dedos fueron a sus labios, en señal de que guardará silencio- no dudo que Cissy tenga ciertas habilidades sexuales, pero Rodolphus, no eres su tipo y dudo que puedas llegarle al precio. -acerque mi rostro, sentí su agitada respiración, seguramente se debía al dolor que sentía en esos momentos. No negare que disfrutaba de aquello, mis labios acortaron la distancia de los suyos, murmure -Además, no has probado lo suficiente a las morenas, por eso tu poco criterio al respecto-

De un brinco me puse de pie, apunte mi varita a su sangrado cuerpo y sin pensarlo dos veces pronuncie - Vulnera Sanentur- la diversión tenía que terminar, no podía escabullirme de su mansión sin tener el respaldo de él, los aurores y sus padres buscarían una explicación y Bellatrix Black no perdería el tiempo en dárselas. -He de decirte que fue divertido, pero suficiente, necesito salir de aquí Rodolphus, te sigo querido- sonreí fingidamente, mi actuar era natural, tal pareciera que ahí no había pasado nada.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
652

Galeones :
4521

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Miér Mayo 16, 2018 9:01 pm

Mi risa aumentó de tono ante su actuar y obviamente por sus palabras ¡Cuánto apreciaba a su querida hermana! Eso, eso sí era extraño. A diferencia de la morena, la relación que llevaba con Rabastan era un completo desastre, siempre eran discusiones, choques de ego e incluso competencia por quien nos llevaríamos a la cama, aún así, nuestra lealtad del uno con el otro era exactamente la misma que guardaban las Black. Al menos teníamos una semejanza entre tanta diferencia - No me han permitido disfrutar de una morena en especial -susurré por lo bajo. Sabía que mis palabras serían sólo material de risa en estos momentos, no la culpaba, no al menos de eso.  Intenté levantarme con la miserable fuerza que tenía en mi cuerpo y no, sólo fue suficiente para caer de golpe al piso ¡Mierda! Sólo eso me faltaba.

Mi cabeza dio un ligero reboté en la alfombra obligándome a emitir un ofuscado gemido de dolor, y de paso, cometí el más grande error de mi vida, caer de espaldas. El dolor lo sentí hasta la más recóndita parte de mi humanidad ¡Joder! Esto sí merecía toda mi atención. Mis manos trataron de buscar los vidrios de mi espalda pero todo parecía carecer de causa y claro, si mi cerebro daba orden y mi cuerpo insistía en permanecer rígido sobre el piso. Fruncí el ceño ocultando el dolor - Debes quitar estos vidrios, me están matando Bella... anda... -mi voz había dejado todo signo de ira, de hecho, estaba quebrada, sumisa e incluso, emitía algo similar al dolor. Por primera vez, me sentía en desventaja frente a ella, me tenía sin fuerzas, herido y totalmente rendido a sus pies, literalmente estaba rendido a sus pies y aún así, no lograba romper el hielo de nuestra relación. Cerré mis ojos dejando que mi cabeza se apoyara por completo en la calidez del alfombrado ¿Llamar a un elfo sería muy denigrante? ¡Claro que lo era! ¡Reacciona Lestrange, no puedes ceder ahora! La voz siguiente de Black me dio vida, estaba pronunciando un hechizo de curación, tan hija de puta no era.

Esboce una ligera sonrisa en mi rostro ante su actuar, sin embargo, no me sentía lo suficientemente preparado para levantarme y dar cumplimiento a su petición - Lamento decepcionarte querida, pero no me siento del todo bien, me has dado una buena paliza y necesito ir a mi habitación - mi actuar era sincero, muy sincero a decir verdad. Extendí mi mano en su dirección sin vergüenza alguna, ella había causado esto y por tanto, ella debía cuidar de mi ahora - ¿Me dejarás aquí cual vulgar muggle - tras comprender que no daría su brazo a torcer me animé a usar sentimentalismos con Black. Negué con mi cabeza y sin más preámbulos me incorpore. Me sentía cual anciano de noventa años, sin fuerzas, tembloroso y deseando ir a mi cama, ahora entendía a esos pobres magos que tenía la mala suerte de caer en las manos de mi amada. Ya de pie, me dejé mostrar débil a causa de su tortura, pero necesitaba más material si quería convencer a Black - Me da vueltas la cabeza -lleve ambas manos a mi frente fingiendo dolor - Me he golpeado muy duro -caminé lentamente hacía el escritorio sin antes tropezar y me apresuré a tomar con firmeza en el borde del escritorio - Pide… pide a un elfo que… que te acompañe, yo… yo.. no puedo -fruncí el ceño sin dejar de presionar mi cabeza, aunque la verdad, realmente sentía punzar mi mente - Puedes usar la red flu… - señalé de mala gana la chimenea. De seguro esa era su última opción, viajar por ese medio era muy bajo para un Black, pero útil al momento de escapar. Me deje caer al piso golpeando mi rostro con el borde del escritorio, sólo un estúpido se atrevería a autodañarse, pero estaba dispuesto a todo con tal de ver a mi compañera preocuparse por mí.
avatar
Mortífago
Mensajes :
78

Galeones :
513

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Jue Mayo 17, 2018 6:22 pm

Mire a Lestrange, no podía creer que se sintiera de esa forma, aunque tratara de dejar pasar la dolencia era imposible y su voz comunicaba compasión. Reí para mis adentros, la mejor parte de torturar a alguien era aquella, donde podía darme el gusto de ver a mis victimas suplicando por hacer que el dolor acabara, en la mayoría de los casos cumplía sus peticiones y un avada kedabra culminaba la pesadez del sufrimiento, no obstante, no podía simplemente terminar así con el ojiverde. No era empatía lo que sentía por él, inclusive quería actuar de la misma forma en como me dejo en el hotel, no sentir arrepentimiento alguno y marcharme sin más. Sin embargo tenía una desventaja, misma de la que debí percatarme cuando me traslado a su mansión. “Otra de sus trampas” pensé, ¿sería capaz de haber manipulado todo aquello para tener ciertos “beneficios”?, en este punto podía creer todo de él, era maquiavélico, no dudaba que esas eran sus intenciones desde el principio.

¿Red flu? Me negaba a usar la red flu además de ser un medio no agradable para mí, aquello implicaba una serie de problemas, uno de ellos y quizá el más insoportable sería la madre de Rodolphus, apenas saliera del despacho su compasiva madre se preguntaría que demonios había pasado, no solamente me maldeciría, seguramente esto llegaría a oídos de mi familia y era un suceso que me negaría a explicar, aunque tuviera los suficientes elementos del porqué de mi actuar, no lo justificaría y menos delante de unos magos que no me interesan, como eran los padres de Lestrange y los míos. Era absurdo, me había esforzado por hacer que sintiera una mínima parte del dolor que me había causado, tanto físico como moral, era una venganza justa, pero no podía darme el gusto de deleitarme con ella, pues ahora tenía de cuidar y curar las heridas de mi prometido.

Permanecí con mi postura viendo como daba muestras del sufrimiento que estaba sintiendo, mis brazos estaban cruzados, negándose por completo a auxiliarlo. Reí burlonamente- ¿Elfos Lestrange?, vamos, no pedirás ayuda a una maldita bestia, donde quedo tu honor, me niego a pensar que mis ataques hayan dañado aún más tu cordura. – aquellas palabras me hicieron recapacitar un poco, Rodolphus solía odiar y despreciar a aquellas criaturas, incluso más que yo, pedir que le ayudaran en esta situación era inimaginable. Suspire resignada y camine hasta el, me reconfortaba soberanamente que se encontrara de esa forma, estando a un paso me hinque y murmure- Si hago esto no es por ti, sino por mí, no está en mis planes tener que soportar los sermones de tus padres y de los míos. Además, tampoco usare la red flu, sabes perfectamente la aversión que le tengo a usar una chimenea para trasladarme, creo que conoces mis limites- tome su brazo y ayude a que se pusiera de pie. Eche su brazo sobre mi cuello mientas mis manos rodeaban su cintura, vaya que tenía un peso considerable. Salimos del despacho, me alegraba saber que los pasillos se encontraban solitarios, permitiría que llegáramos a su habitación sin preguntas incomodas. El paso al que íbamos era lento, que lastima me daba no haberle abandonado en el despacho con las heridas expuestas. –Lo tenías merecido- masculle, finalmente abrí la puesta de su amplia y cómoda habitación, al igual que el resto de la mansión solía coleccionar una buen cantidad de objetos oscuros, era fascinante lo que podías encontrar ahí y el toque de elegancia era indudable. Lo lleve hasta la cama y sin cuidado lo deje caer.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
652

Galeones :
4521

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Jue Mayo 17, 2018 11:59 pm

Daba gracias que por primera vez en toda esta larga y tortuosa relación Black mostrara algo de humanidad. En cosa de minutos reaccionó y se apresuró a levantar mi cuerpo con bastante agilidad, nunca hubiera imaginado que guardaba esa fuerza en aquel delicado cuerpo. Me deje acomodar y guiar sin salir de mi perfecto papel de convaleciente, la verdad, no era tan difícil interpretarlo ya que contaba con un impresionante mareo a causa del golpe propinado por mi propia estupidez. Nuestros pasos resonaban en el frío mármol del pasillo ¿Me llevaría a mi recamara? Al parecer sí. Trataba de mirar de reojo a quien dirigía mis blandos pasos, sin embargo, parecía absorta en sus propios pensamientos, lo cual no me daba nada de seguridad. Por un instante imaginé toda la clase de ideas que podían cruzar por esa pequeña cabecita: tortura, venganza, seguir en lo que estaba y a lo menos, unos cuantos golpes por todo el mal que le había causado este último tiempo.

Ya en la entrada de mi habitación, no parecía estar muy convencida y por tanto, sólo se limitó a abrir ambas puertas y tirarme cual animal sobre mi cama ¿Qué pretendía? ¿Es que no sabía mi estado? ¿No tenía una neurona funcionando? - ¡Joder mujer! ¿¡Qué no tienes una pizca de delicadeza!? - escupí desde mi postura. No me interesaba sí merecía o no este trato, pero si me disgustaba que fuera un animal incluso conmigo. Me retorcí sobre el cobertor de mi cama en busca de una almohada, ni siquiera eso podía hacer bien: dejar una puta almohada sobre mi cabeza. Deje cerrar mis ojos lentamente sin dar atención a su presencia, ya daba igual, permanecería en esa postura engreída y altanera de siempre - Si son mis padres lo que te preocupan, créeme que no te dirán nada si bajas y sales por la puerta principal sin mi presencia, de hecho, están acostumbrados a eso - deje que mis manos fueran al costado de mi torso, al menos podía intentar fingir que me dolía su tortura fallida. Fruncí una vez más el ceño - Creo que esa espada tenía algo de magia oscura -atiné a murmurar sin mirarle. De todas las cosas habidas en mi hogar, una espada con magia oscura no era una sorpresa y daba gracias, que justo la usada por mi amada prometida no tuviera dicha condición, pero ella no lo sabía - No... no... creo que es la espada que mi padre uso con esa bestia -mi voz denotaba cierta preocupación y el sudor que mantenía mi frente a causa de sus cortes de seguro ayudaban a mi fingido estado.

Tocaba mi torso donde aún permanecían los cortes de la espada muy marcados por mi sangre, si bien me dolían, no eran tanto para el show que estaba montando - Lo bueno... es que saldrás muy beneficiada por esto -le miré mostrando sufrimiento en mis ojos. No sabía cuanto podría durar en esta paupérrima faceta de convaleciente, no se me daba muy bien, aunque sí Black mostraba afecto y de paso me cuidaba como mendimaga, todo valdría la pena - Creo que... creo que tengo fiebre, anda... mira... -tome su mano con fuerza obligando a que la posara sobre mi cuello, luego la baje por mi pecho - hasta creo que tengo una aceleración en mi pulso... -mis palabras iban muy rápido, casi tan rápido como mis pensamientos, necesitaba verme preocupado, preocupado por mi vida. Trate de buscar su mirada abusando de una respiración agitada y acto seguido, hice lo más patético de mi vida, aunque esperaba que no se le cruzara por la mente usar un cruciatus en este estado - Bellatrix... me siento... -cerré mis ojos tratando de hacerle creer un patético desmayo.

En estos momentos no sabía que debía preocuparme más, primero: que tomara su varita y me cruceara hasta sacarme una palabras o segundo: que yo estallara en risa. A esto ritmo, podría apostar que no contendría más de tres minutos mis deseos de reír en su cara. Por otra parte, no estaba considerando la opción de una locura de su parte: Ir en busca de mi madre. No, claro que no podría hacer eso, debería dar una larga explicación del estado de mi salud y de paso, mi propia madre le diría que esa espada no tenía nada. En estos momentos, rogaba por un cruciatus o quizás, una caricia suave en los mejores de los casos.
avatar
Mortífago
Mensajes :
78

Galeones :
513

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Vie Mayo 18, 2018 2:23 am

Deje a Lestrange en la cama y acto seguido me coloque justo al lado de ella, cruce mis brazos y miré como seguía retorciéndose de dolor, mi sonrisa poco a poco se iba desvaneciendo, probablemente en el estado de furia que tenía no había medido mis acciones. Moví la cabeza para que esas ideas se esfumaran, me negaba a sentir culpa por la basura de hombre que tenía frente a mí, eso no pasaría, de cuando acá Bellatrix podría mostrar sentimientos con sus víctimas, él no lograría que me invadiera aquella pizca de humanidad. Necesitaba algo de beber, la boca me había quedado seca a causa de los besos bien ávidos que le había dado a su miembro, mismo que de hecho había optado por no agradecer. Miré la habitación, conociendo a Rodolphus habría más de una copa de whisky.

Me percate que cerca de su buro se hallaba una botella del mejor whisky de fuego, cruce la habitación y lo tome sin su permiso, no me hacía falta. Vertí una considerable cantidad del licor y bebí hasta el fondo. –Tan acostumbrados que cada que tienen oportunidad hacen mención de lo mal que me veo saliendo sola sin la compañía de mi prometido – volví a servir licor, esta vez trate de consumirlo con más calma. - ¿Magia oscura? –pregunte curiosa, más allá por lo provocado a él, siempre era un placer hacer uso de ciertos artefactos, volví mi vista a Lestrange, o actuaba muy bien o realmente su sentir era doloroso – Tienes suerte de tener cerca a alguien que conoce la magia oscura querido y no creo que contenga tanta maldad en su hoja, supongo que les vieron la cara, de lo contrario ya estarías muerto y yo llegaría viuda al altar. –suspire, tratando de que su comportamiento no alterara mi semblante frio. Sin embargo, poco a poco aumentaba el grado de sufrimiento ¿qué pretendía? Tenía dos opciones, por un lado llamar a su madre y llevarlo a san mungo, por el otro ser yo misma quien sirviera de enfermera, pero ¿qué más podía hacer? No era experta en curar magos, siempre procuraba estar del lado de la que ocasionaba tales heridas, no quien las curaba. Rodee mis ojos.

Manejo mi mano por su cuerpo, no era experta, pero al parecer no estaba siendo falso, reí- Vamos Rodolphus, no creí que fueras tan débil – no sabía por qué pero aquel posible malestar estaba despertando un poco de preocupación en mí, lo de menos era su vida, qué diría al mundo, qué le diría a mi amo, eso lograba despertar preocupación en mí. Aunque demostraba bastante bien que las heridas provocadas le atormentaban, no podía simplemente confiar en Lestrange de esa forma, no cuando le conocía bien. Termine mi vaso de whisky y sin cuidado subí a la cama, me coloque al lado de él. Mi mano voluntariamente paso por su frente, bajo a su cuello, su torso, mis largos dedos recorrían su piel, no pretendía indagar su estado de salud, ni siquiera me sentía capaz de lograr un diagnóstico. Sin embargo, de alguna u otra forma tenía que averiguar si mentía o no. Mi primera opción fue lanzar un par de hechizos que lo hicieran confesar, la segunda fue un veritaserum, pero dudaba encontrarlo, finalmente opte por seducirlo, cuando eso ocurría o me rechazaba tajantemente o cedía, en cualquiera de ambos casos, sabría la verdad. Acerque mis labios a su oído – Lamento lo ocurrido, de haber sabido que eras frágil hubiera procurado tener más cuidado – mi voz sonaba absurdamente infantil, enseguida mis labios se dirigieron a los suyos dando un suave beso. No hubo reacción alguna, era obvio que no caería tan fácil y con tan poco. Con mucha sutileza me coloque sobre él, el vestido que llevaba era sumamente estorboso para lo que quería hacer, así que lo levante hasta mis muslos, coloque una pierna a cada lado de su torso, recargando todo mi peso en ellas para evitar causar sufrimiento innecesario en las heridas. Mi cabello lo lleve a un lado, dejando descubierto mi cuello y empecé a dar pequeños besos en sus labios, baje a su cuello, su pecho, seguí hasta su torso, marcando todas las heridas con mis labios- Siento no poder hacer más, sabrás que la medicina nunca fue mi fuerte- murmuraba mientras continuaba recorriendo su piel. De pronto deseaba que todo su show, si eso era, terminara de una vez, su perfecto cuerpo despertaba mis más bajas pasiones y estando de ese modo, no podía evitarlo.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
652

Galeones :
4521

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Vie Mayo 18, 2018 7:58 am

Y como era de esperar, Bellatrix inició lo que podía decirse: Una exhaustiva investigación sobre la veracidad de mis palabras. Nunca pensé que fuera a caer tan fácil en mi actuar, ni siquiera se me cruzó por la mente que se acercara a confirmar mi verdadero estado de salud pero con tan sólo tenerle a pocos centímetros me hacía pensar que realmente tenía un pequeño aprecio o interés por mi vida o bien, sólo estaba salvando su persona. Se aproximó una vez más junto a mí en búsqueda de respuestas y de paso aprovechó de realizar uno que otro comentario fuera de tono ¿Débil yo? Eso era el mejor chiste del día ¿Había olvidado ya cuanto toleraba los cruciatus? Al menos agradecía su corta memoria.

Sus manos recorrieron rápidamente mi cuello, mi torso, mi piel y heridas ¿Qué hacía? Debía usar varita para comprobar la magia negra ¿Me estaba provocando? ¿Quería que yo mismo dejara ver mi show? Eso no le sería para nada fácil, necesitaba una tortura o algo más interesante que unas delicadas palabras junto a mi oído ¡Vamos Black, sé que eres capaz de más! Sí que era capaz de más. ¡Y ahí estaba su mente desquiciada! Sus piernas me rodearon rápidamente por mi cintura ¡Qué bien se sentía el tenerle una vez más sobre mí! Lo terrible, era contener mis manos rígidas a los costados, evitar que dieran el mínimo símbolo de interés por ir corriendo a sus muslos ¡Merlín que soy de carne! Mientras calmaba mi mente con ideas “interesantes” sus labios cortaron aquel incentivo. Primero rozo mi boca, bajo por mi cuello, mi torso y una vez más, transitó por las marcas de la espada – No puedes negar tras esto que realmente te importo querida –abrí mis ojos esbozando una gran sonrisa triunfante en mis labios, la morena no se quedaría contenta tras esto, aunque aseguraba que esto era parte de plan.

Sin esperar una palabra de su parte hice lo que estaba anhelando desde hacía unos cuantos minutos, ir a por esos muslos que hacían perder la cabeza a más de alguno pero que solo este mago podía disfrutas a su merced. Mis manos se apoderaron de su cuerpo sin más espera – Tienes atributos que reviven a cualquiera –decía acomodando su vestido levemente sobre su piel ¿Quitarlo, subirlo o acomodarlo? Era la interrogante que cruzaba por mi mente. Sí lo quitaba, no podría disfrutar de ciertos placeres que aún tenía pensado con ella. Sí lo subía, parecería que estaba muy necesitado de ella, lo estaba… y mucho pero no había necesidad que ella contara con esa información. Si lo acomodaba, podría sacar beneficio de las dos posturas anteriores por lo cual, mejor continuaba acomodando ese apretado vestido sobre sus glúteos – Por ejemplo, cuentas con un hermoso trasero – le propiné una nalgada en cada muslo sin quitar la perversión de mi rostro - ¿Me vas a torturar querida? – pregunté inocentemente por su expresión – Sabes que todo esto a sido un juego para divertirnos además, sé cuanto adoras montar sobre mí –reí irónicamente tras mi comentario.

Los últimos encuentros con ella sólo terminaban en rechazo, discusiones, maldiciones y uno que otro golpe y dudaba que este fuera la excepción, aún así, intentaría que esta fuera la vencida. Liberé una de mis manos con el dolor de mi alma, realmente era con el dolor de mi alma, estaba muy cómoda para disponerse a acariciar la mejilla de Black - ¿No crees que me merezco unas ligeras caricias por esos golpes? Después de todo, unos cuantos besos no son el fin del mundo –le atraje hasta mí depositando un beso apasionado sobre aquellos exquisitos labios-
avatar
Mortífago
Mensajes :
78

Galeones :
513

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Sáb Mayo 19, 2018 8:28 am

Sus palabras hicieron que dejara de besar su cuerpo y en señal de hartazgo golpeara mi frente con su abdomen -¿importarme?-mis palabras se escuchaban ahogadas, dudaba que llegaran hasta sus oídos. Regrese mi mirada a la suya, al parecer el Rodolphus que conocía volvía a apoderarse del cuerpo cubierto de heridas. Alce mi rostro para verlo directamente a la cara y asegurarme que su risa se encontraba en sus labios, y así era, pero extrañamente no me causaba el disgusto que en otro momento hubiera ocasionado, ciertamente se debía a que ya había librado un poco mi sed de venganza con el ojiverde.

Sus manos enseguida se apoderaron de mis muslos, la frialdad de ellas me hicieron erizarme y mi espalda se irguió completamente, sin pena alguna deje de aguantar el peso sobre mis piernas y lo coloque sobre de él, al fin de cuentas, parecía que se sentía mucho mejor, tener cuidado ya no sería importante. Mis manos fueron de su abdomen a su pecho, clavando un poco las uñas. –Debería hacerlo Lestrange, pero ya no funciona reprenderte, solo consigo que tu nivel de volverme loca aumente cada vez más, parece que eso lo tomas como incentivo más que como castigo – deje que sus manos guiaran mi cabeza a sus labios, correspondí el beso, mi deseo de nueva cuenta iba en aumento, sus besos provocaban que me estremeciera y estando en su habitación me sentía mas confiada. Le bese hasta quedar sin aliento, los besos subían de intensidad y su velocidad aumentaba, mordía de vez en cuando sus labios mientras mi cuerpo permeancia sin distancia alguna del suyo.

Extrañamente siempre la situación era mas excitante cuando peleábamos y nos torturábamos de la peor forma, Rodolphus era un hombre con gustos particulares y bueno yo no gozaba de mucha cordura. Mis manos actuaron por si solas con la intensidad de sus apasionados besos, recorrieron su piel. Era una pena que en el primer encuentro no hubiera saciado estas ganas, arriesgaba mucho estando ahí, me sentía vulnerable, era su habitación, su casa, a corta distancia de sus padres y él era un patán. Me separe un poco para hacer un comentario, no era lo mismo si no se expresaba la Bellatrix de siempre- Ahora qué Lestrange, llegados a este momento o te decides por rechazarme o yo lo hago, tienes cierta ventaja, pues no está en mis deseos liberarme de esto - le besé con mayor ímpetu, la necesidad de tenerle me superaba, a lo mejor se debía a que extrañamente me excitaba el dolor ajeno, sus heridas, él que se encontraba a mi disposición, no lo sabía pero su cuerpo era una obsesión para mí en aquel instante.

Mis labios bajaron a su cuello, solía usar un perfume fuera de lo común, distinguía perfectamente su aroma, mi lengua empezó a saborea su fragancia. Tuve la idea de irme, seguir con mi plan inicial y dejarle abandonado ahí, ya había comprobado que mis pequeña caricias no habían provocado un daño irreparable, sin embargo sus manos recorriendo mi cuerpo y mis labios actuando por si solos, me impedían pensar de manera racional. Mis besos rápidamente hicieron actuar a su miembro, sentí sobre mi sexo un bulto que poco a poco se iba incrementando, me satisfacía saber que aun con su dureza de carácter no pudiera obviar el deseo de culminar lo que siempre pretendíamos llevar a cabo sin éxito. Mis labios empezaron a bajar, a recorrer cada parte de su piel, llegue hasta sus pantalones, detestaba estar de nueva cuenta en aquella posición, donde el gozara de placer para luego hacer que me marchara. Daba igual, nada peor podría pasar en aquel instante. Mis manos seguían recorriendo su piel, estando a la altura de sus pantalones, lo miré atrevidamente, ahí me tenía, a su disposición de complacerle de nuevo, solo que esta vez, deseaba que ambos gozáramos del placer de poseernos el uno al otro, sin hacer más nada, le mire y espere a qué me diera señal alguna de continuar.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
652

Galeones :
4521

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.