Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Vociferador #5 GOSSIP WITCH !IMPORTANTE!

Jue Mar 08, 2018 8:19 pm por Bellatrix Black

SE BUSCA: GOSSIP WITCH

Brujas y magos de Hogwarts, la dinámica es la siguiente, necesitamos un buen reportero para esta sección, puntos a considerar:

-Mantenernos al tanto de que pasa en el foro, …


Comentarios: 8

Vociferador #1: Avatar ¡Importante!

Sáb Ene 27, 2018 12:30 am por Bellatrix Black

.Sobre el Avatar .



Magos y brujas de Merodeadores, con la finalidad de tener todo muy bonito en el foro, es importante colocar el tamaño del avatar de tal forma que no se deforme la imagen de su …


Comentarios: 36

Afiliados Hermanos
01 de 05
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El foro está inspirado en el mundo de J.K. Rowling.
»Las imágenes fueron obtenidas de Pottermore, Tumbrl, Google & Deviantart. La Administración se encargó en la edición de ellas.
»El Tablón fue creado gracias a Foroactivo, ITSMNEMOSYNE & Neeve.
Las tablillas pertenecen a Neeve, al menos que el crédito en ellas diga lo contrario.
» Dí NO al plagio. Si quieres saber algo, solo pregunta a la administración
Directorio
00 de 09
Afiliados Elite
10 de 33
Últimos temas
» Técnicas de Artes Oscuras (BLACK)
Vie Oct 12, 2018 3:29 am por Lord Voldemort

» PETICION DE ROL
Vie Ago 17, 2018 4:51 am por Romina Brown

» ¿QUE PIENSAS?
Miér Ago 08, 2018 4:25 pm por Bellatrix Black

» Mists of Avalon [Afiliación Normal]
Jue Ago 02, 2018 4:45 pm por Invitado

» Margaret Jones -Ficha en construccion-
Miér Ago 01, 2018 10:38 pm por Rodolphus Lestrange

» Hola, soy nueva y pregunto si hay alguien ahi??
Miér Ago 01, 2018 10:36 pm por Rodolphus Lestrange

» CONFESIONARIO
Mar Jul 10, 2018 5:03 pm por Sadie Maddson

» ADJETIVO AL PJ ANTERIOR
Mar Jul 10, 2018 5:02 pm por Sadie Maddson

» ENTRE TUS PIERNAS
Mar Jul 10, 2018 5:02 pm por Sadie Maddson


Doble humillación (Black) +18

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Mayo 22, 2018 8:03 am

Las caricias de la morena no tardaron en denotar esas oscuros deseos que sentía por ella, esos besos apasionados y sus palabras en mi piel me obligaban a reaccionar de la peor forma: como un animal. Rápidamente mi cuerpo reaccionó. Primero fue mi respiración la que delató mi deleite por sus susurros en mi piel. Tras ello, fue mi pulso, sí, ese maldito corazón que bombeaba a velocidad increíble mi sangre y que se detenía en el peor lugar ¿Peor lugar? No, la verdad, se dejaba expresar justo en mi entrepierna y por desgracia, Black posaba sobre ella como una artista. Y para terminar, estaban mis manos. Podrían parecer quietas y poco útiles en estos momentos que era ella quien dominaba o pretendía dominar la situación, pero solo bastaba un segundo para que dieran rienda suelta a sus pecaminosos antojos.

Ya no quería insistir en ese absurdo juego de dominar su cuerpo y mucho menos dañar su piel, eso ya era cosa del pasado y al igual que ella, no pretendía su rechazo y tampoco librarme de tan encantadora prisión. Por cuanto, poco a poco me deje querer. Abrí mis ojos de golpe tras sentir sus manos cerca de mi sexo ¿Tan pronto rendiría sus labios? Si bien, no estaba en posición de negarme a tal ofrecimiento tampoco me resultaba excitante esa prisa, pues quería ser yo quien diera los honores una vez más - ¿Dónde van esas manos querida? - dije en un tono pervertido y como no, si la excitación me recorría de pies a cabeza. Sonreí levemente por su expresión y sin dar crédito a sus movimientos le dejé bajo mi cuerpo de manera rápida. Mis ojos pasaron rápidamente por los suyos y bajaron sin detenerse hasta su cuello, los cerré buscando su aroma y los abrí una vez más - Pondremos en práctica sus palabras señorita Black - tome sus manos llevándolas por sobre su cabeza y las deje ahí, no tenía necesidad de apresarlas con magia por ahora y ya que no pretendía escapar, eso sería suficiente para dar paso a mi deleite.

Alojé mis piernas a los costados de sus caderas y me concentré por completo sobre su busto, ese vestido me impedía lamer su piel y obviamente dificultaba apreciar sus atributos - ¿No le tendrás aprecio a este vestido? - pregunté con mis dedos sobre la comisura del mismo y lo rasgué sin más. Anhelaba recorrer una vez más aquella piel con mis labios, con mi lengua, con mis manos y disfrutar  su aroma. Cómo odiaba sentirme tan vulnerable ante un simple cuerpo y desearlo como nunca deseé otro. Mis manos acariciaron desde su cuello hasta sus hombros, luego bajaron lentamente por sus brazos y se reunieron sobre sus senos, los apreté suavemente y les liberé -No te dejaré escapar -reí y me abalance sobre sus senos desesperado por besarlos. Dibuje la perfección de ellos con mi lengua lentamente hasta detenerme sobre su pezon, me atraía lo suficiente como para dejarlo entrar en mi boca y juguetear con mi lengua a su alrededor. A esta altura daba lo mismo la ubicación de mis manos y la respiración que golpeteaba contra sus senos, sin obviar que mi pantalón al igual que mi ropa interior resultaba muy molesta.

Separé mis labios de sus pezones bajando lentamente por su vientre hasta su pelvis, quitar su vestido me estaba siendo una idea muy recurrente, pero no, sería más interesante dejarlo sobre su cuerpo, sobretodo si pretendía que posara en cierta posición tan cómoda. Recorrí sus caderas con mis manos hasta sus muslos y las subí nuevamente hasta dejarlas sobre su cintura - ¿Tienes algo en mente o prefieres que sea yo quien sorprenda? - susurré sobre su pelvis esperando respuesta de su parte, sin embargo, parecía estar muy absorta en controlar su respiración o gemidos. Levanté mi cabeza al igual que mi cuerpo sobre la cama y me deje caer con gracia a su lado. Tomé su brazo y le rendí junto a mí de costado, obligando a pegar su espalda contra mi pecho y sus glúteos contra mi miembro ¡Una maravilla! -  No sabes los deseos que cruzan por mi mente. Acariciar tu cuerpo, besar cada centímetro de tu piel y otros que deberás imaginar - susurré en su oído, luego mordí y lamí el mismo. Busque su mano con la mía y la llevé a mi sexo por sobre el pantalón, ya se podía apreciar en todo su esplendor y suplicaba porque fuera ella quien le librara de tal calvario - Mira lo que provocas en mí -dije en la misma forma anterior sin dejar pasar una ligera caricia con mi mano disponible sobre sus senos y bajarla suavemente hasta su entrepierna, necesitaba que esto fuera un intercambio justo.

Entre caricia y caricia mis dedos fueron bajo su vestido y subieron por su pierna en búsqueda de su ropa interior, aunque realmente buscaban su sexo. Cuando dieron con su cometido, los deje rozar levemente sobre su fina lencería, podía sentir incluso el calor de su cuerpo y una tenue humedad en las yemas de mis dedos. Baje mi lengua a su cuello aprovechando de depositar suaves besos sobre el mismo y una que otra mordida, aunque prefería intercalar entre lamidas y besos - Me vuelves loco -apresuré a decir entre una ligera respiración entrecortada en su cuello al tiempo que mis dedos se introducían por bajo de su ropa íntima, necesitaban sentir aquella humedad y de paso, acariciar su sexo con más libertad, dejando introducir levemente los mismos en su interior con total cautela y sacarles de la misma forma para continuar acariciando su entrepierna.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Mar Mayo 22, 2018 11:23 pm

Correspondió mi mirada, tal vez esta ocasión finalmente podríamos dar rienda suelta a nuestros impulsos sexuales, deseaba su piel, anhelaba gritar de placer cuando tomara mi cuerpo, en anteriores ocasiones llegados a este punto no nos permitíamos acceder a más, a disfrutarnos, egoístamente negábamos la rendición de uno con el otro, no obstante, la noche pintaba para ser diferente, desde ahora las malas experiencias pertenecían al pasado. Una sonrisa libidinosa se instaló en mis labios, detuvo mi actuar cuando quería tomar su sexo y cambio los papeles, ahora él estaba sobre mí- Olvidaba que te encanta tener el poder querido- una ligera risa broto de mis labios, mientras mis ojos lo miraban fijamente. Se deshizo de mis manos para poder dirigir a su antojo sus pasiones, esta vez concedería que manejará la situación. Suspire profundamente cuando su posición se apodero de mi cuerpo, sus piernas apresando mis caderas, sus manos desgarrando mi vestido -A este paso necesitare un guardarropas nuevo Lestrange- dije en un susurro.

Sus manos empezaron a recorrer mi piel, poco a poco bajaron y con cada rose me estremecía, mis pies se clavaban en la fina sabana de seda, tratando de contener las ganas de besar sus labios desesperadamente por sus movimientos. Sus manos en mis senos me hicieron vibrar, era una parte sensible de mi cuerpo que ante su manipulación elevaba mi excitación, quería experimentar esta misma explosión de emociones muchas veces más, pero éste sólo era el inicio. El jugueteo de su lengua en mis pezones hicieron que estos endurecieran, mi espalda de erguía en respuesta a la excitación del momento, misma que aumento cuando empezó a bajar por mi vientre hasta mi pelvis, mordí mi labio, mientras mis ojos permanecían cerrados en una especie de concentración para contener mis impulsos.

Me tomo por sorpresa su abrupto movimiento, mi cuerpo permanecía completamente disponible para él, no fue difícil acomodarlo a su gusto, sentí su miembro completamente estimulado, rosaba mi trasero, la dureza del mismo me dejaba entender que seguramente necesitaba liberarse de las prendas que le aprisionaban. Iba a responder a sus palabras, sin embargo, su mano dirigió la mía, a su sexo, lo acaricie suavemente mientras con agilidad desabotonaba sus pantalones para darle cierto “respiro” a su asfixiado miembro.

No pude evitar gemir por las caricias provocadas de Lestrange a mi sexo, mis caderas se mecían suavemente para disfrutar sus constantes toqueteos. Mordía mis labios gozando del placer que sus manos me provocaban. Estaba llegando al clímax de una manera tan intensa que tuve que detener sus movimientos que me sublimaban, quizá se debía a la pasión contenida por tanto tiempo, sin embargo, estábamos empezando a disfrutarnos que tuve que nivelar la situación. Gire mi cuerpo sin despegarme ni un centímetro de él, su rostro quedo perfectamente a la altura del mío, busque sus labios desesperadamente y los bese, mi lengua jugueteo con la suya, los besos se volvían más intensos y se intercalaban entre ir rápido y despacio, mordía de vez en cuando sus labios. Mis manos actuaron por si solas liberando su miembro de sus prendas, dejando que se extendiera con total libertad, subieron por su espalda rasguñándola un poco al subir y bajar. Su camisa empezó a estorbar, se la quite sin más, acaricie sus fornidos brazos, su perfecto torso, mientas mis labios besaban con frenesí su cuello.

Me incorpore para tener a mi disposición a Rodolphus, mi lengua empezó a dirigir un camino de su cuello hasta su sexo, daba constantes besos y mordidas mientras bajaba. –Admito que también me vuelves loca Lestrange, no sé por qué diablos me has limitado a tanto –murmuraba con agitación, me detuve un instante para quitar sus pantalones para mi comodidad. Ya sin ningún impedimento, mi boca llego a su miembro, de nueva cuenta me rendía ante él y su placer. Mi lengua empezó a recorrer en círculos su glande, después transitó por el resto de su miembro- Me gusta disfrutar de ti- murmuraba con lujuria. Después de estimularle, abrí mis labios para introducir su sexo en mi boca, con repetidos movimientos lo mantuve ahí, de vez en cuando alzaba la vista para cerciorarme que disfrutaba de los movimientos de mi boca.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Lun Mayo 28, 2018 7:46 am

Todo mi actuar fue detenido por un desesperado movimiento de su cuerpo en búsqueda de mis labios. No podía negar que esa brusquedad de la morena me era del todo agradable y excitante, sin embargo, ponía en duda que lo único que buscaba con ello fueran mis labios. Permití que sus labios dirigieran cada acto en mi boca y saboreé cada lamida, jugueteo y mordida sobre mi rostro ¿Estaba perdiendo la locura a tan pocos segundos de iniciar? Deje escapar una pequeña risa de sólo pensar en la situación que atormentaba a Black, lujuria, sí, esa pasión que nos envuelve de vez en cuando y nos nubla por completo la visión.

Sentí como sus manos bajaron a paso rápido por mi cuerpo hasta conseguir liberar mi miembro ¡Al menos pensaba aún! Acto seguido, mi cuerpo se apegó más al suyo tras sentir sus uñas por mi espalda subiendo y bajando, rodeando mis costillas hasta posarse sobre mi camisa – No sabes lo encantadora que te ves en esta faceta – susurré en sus labios en la medida que  se ocupaba de mi camisa para luego acariciar mi torso y sin más preámbulos, dispuso sus labios a bajar lentamente por mi cuello, mi piel descubierta y de la nada se detuvo, esperaba que esto no fuera una de sus artimañas y osara dejarme una vez más con mis deseos de punta.

Se incorporó de la nada, me observó, le observé llevando ambos brazos tras de mi cabeza, imaginaba que esto se pondría más interesante y quien lo diría, Black nunca me decepcionaba. Su cabeza se acercó una vez más a mi cuello sólo que ahora dejó que fuera su lengua quien dirigiera sus pasos por mi cuerpo desnudo, lentamente hasta confiar esos hermosos labios a pasos de mi sexo ¿Pararía? Elevé la mirada sólo un poco, no quería dar signos de necesidad de sentir una vez más su boca sobre mi miembro, sin embargo, dudaba que intentara una vez más semejante indignidad para ella – Limitado no, nunca, todo lo contrario… -mis palabras fueron apagadas ante su lengua – Oh… Black… no.. no pares – sus caricias me impedían hablar fluidamente y como no ¡Sí me bloqueaban! Aquellos simples roces húmedos de su divina lengua me estremecían por completo, me provocaban extraños calambres por mi espina dorsal y recorrían rápidamente mi cuello, mis brazos y mis piernas y no bastar con lo cálido de sus recorridos por mi glande uso su boca.

Rendí por completo mi cabeza sobre mis brazos, esto me superaba, sino había podido controlar una ligera eyaculación minutos antes, no tenía claro de poder hacerlo ahora. El interior de su boca era ¿Cómo decirlo? Impensable. Sus dientes golpeaban lo necesario para producir una excitación mayor, su lengua ayudaba a que el roce fuera más deseable a cada segundo, el calor del interior de la misma me  impulsaba a guiar mis manos a su cabeza y obligarle a que permaneciera de tal forma, pero me rehusé, me contuve de forzar por unos segundos y luego ya no. Con un solo movimiento desesperado liberé mis manos y las dirigí a su cabeza, sin embargo, tuve la decencia la cual nunca antes había tenido de acariciar su cabello unos segundos y le obligué a saborear por completo mi miembro, después de todo, sólo eran 19,7 centímetros de placer - ¿Te gusta? –pregunté excitado. Mi duda resultaba innecesaria ya que bastaba oír su voz o simplemente la manera en que desempeñaba su boca sobre mi sexo. No pude evitar tomar su cuello bruscamente y obligar a que subiera esos labios junto a los míos. Los besé, los mordí, los lamí – Me desesperas – susurré sobre ellos casi sin aliento. Aparté su rostro del mío sosteniendo sus mejillas con mis manos - ¿Aún piensas que te limito? – limpié sus labios con mis dedos y me separé de ella sólo para acomodar su cuerpo.

Le observé sonriendo y tomé uno de los cojines con mi mano derecha – Recuéstate… - imperé sin deseos de explicar. Esperé a que su cuerpo descansara sobre su espalda y mirando sus ojos lujurioso me acerque a ella. Abrí sus piernas para acomodarme entre ellas, las acaricie con mis manos subiendo lentamente hasta sus caderas y luego tomé su pierna derecha para besarla hasta casi llegar a su entre pierna, posteriormente hice la misma acción con su pierna izquierda – Adoro la suavidad de piel –susurré dejando sus piernas a mis costados. Me acerque a sus labios e hice como si fuera a besarlos y opte por ir a su cuello, lo lamí y mordí, continúe bajando por su piel hasta su vientre, lo bese en reiteradas ocasiones permitiendo que mis manos acomodaran sus piernas por sobre mis hombros y me erguí sin soltarlas. Baje mi mano derecha a mi miembro acariciándolo lo necesario para guiarlo a su sexo, lo deje rosar lentamente sobre la humedad del mismo y sin esperar un segundo más penetre con fuerza. Regresé mi mano libre a su pierna y apresuré mis arremetidas sin darle oportunidad a su respiración.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Lun Mayo 28, 2018 8:43 pm

¡Insaciable! Ésa es la palabra que definía perfectamente el apetito que sentía por él mientras mi lengua seguía disfrutando de su miembro que cuidadosamente recorría dentro de mi boca. En cuestión de minutos, o quizá segundos, uso su fuerza para hacerme saborear por completo de él, sentí que me asfixiaba por el tamaño considerable de su sexo, eso logro que la excitación del momento se elevará, su agresividad en la intimidad era sumamente necesaria para despertar aún más mi deseo. No paré de gozar su sexo en mi boca, sus gritos de placer me llevaban a querer seguir a sus pies, mis manos seguían apoyándose sobre las sabanas de seda tratando de contener un poco la fuerza con la que me presionaba para cumplir sus deseos.

Obligadamente subí a sus labios, la pasión con la que los bese fue formidable, necesitaba de ellos en aquel momento de locura, mis senos permanecieron sobre su pecho mientras yo continuaba deleitándome con el sabor de sus labios. –Ahora puedo considerar que no- respondí entrecortadamente mientras trataba de meter aire a mis pulmones. Después de unos cuantos besos me miro peligrosamente, sostuvo mi cintura con aire posesivo adaptando mi cuerpo para su comodidad. Hice caso a sus peticiones sin preguntar nada, seguía tratando de recuperar el aliento, mientras deje reposar mi espalda en el cojín que amablemente coloco para mí. Sentí sus largas manos por mis piernas, después sus labios recorriendo el mismo camino, Lestrange continuaba besando mi cuerpo desnudo que estaba a su completa disposición, mientras yo mordía mis labios disfrutando de la calidez de su boca. Estaba llegando al límite, necesitaba sentir su miembro dentro de mi sexo, agradecí que tomara la libertad de penetrarme con fuerza. Arquee mi cuerpo sintiendo las embestidas de su miembro, mis piernas temblaban, mi cuerpo vibraba enloquecido ante sus acometidas y cuando el calor, la locura y la pasión subieron hasta mi cabeza no pude evitar liberar varios gemidos de placer- NO PARES..…- grite jadeante, con los ojos cerrados, mientras mi vagina se contraía presionando su miembro para elevar el placer.

Después de unos minutos, mis piernas suplicaban un descanso, las baje de sus hombros, procurando que su miembro no se liberara de mi sexo. Me senté abrazando su cuello, mientras buscaba sus labios para besarlos y morderlos a causa del sublime momento que disfrutábamos- Sería una excelente noticia para nuestros padres darles un heredero prontamente, aunque no estoy segura de querer criar a un mocoso, intentarlo en numerosas ocasiones no me vendría mal si te pones así de complaciente Rodolphus- masculle en un susurro. Me separé de él, lo miré con excitación; el calor de nuestros cuerpos comenzaba a liberarse, el sudor se empezó a notar ¡y eso que aún no podría considerarse un momento en donde hubiéramos liberado toda nuestra energía! Definitivamente no deseaba parar de sentirlo dentro de mí, había aguantado mucho tiempo y ahora que se daba por voluntad de ambos, disfrutaba aún más cada movimiento, cada caricia, cada golpe incluso!. Mis dedos dibujaron sus labios, mientras miraba sus pupilas dilatadas que me observaban. Di un leve empujón para lograr apartarme solo un poco, giré mi cuerpo, dejando mi espalda contra su pecho, ahora sentía su erección rosar mis glúteos. Erguí mi postura para sentir su aliento y le espeté- Creo que es necesario perder la formalidad querido- sin más me deje caer sobre la cama esperando que él tomará las riendas de la situación, me elevará a la altura de sus caderas y siguiera penetrándome con fuerza.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Miér Mayo 30, 2018 12:49 am

¡Los gemidos de la morena me volvían loco! Sólo me impulsaban a continuar arremetiendo en su sexo sin consideración alguna y disfrutar a destajo mis más profundos deseos lujuriosos con ella. Entre sus gritos de placer y mi respiración agitada las posiciones cambiaron. Bajó sus piernas de mis hombros dejando caer sus brazos alrededor de mi cuello y quedar muy cómodamente sentada sobre mi miembro - ¿Un hijo? – susurré en sus labios cuando por fin calló. No era el momento adecuado para semejante reflexión y por lo mismo, no iba a seguir sus delirios, no ahora, no en este momento. Apresuré a besar sus labios al tiempo que llevaba ambas manos a sus glúteos, necesitaba apretar esa piel y ayudar a que sus movimientos fueran más profundos y quizás, sólo quizás algo más lentos. Mi boca bajo por su mentón saboreando su perfume – Olvida esas cosas – dije finalmente a la altura de sus senos.

Cuando me disponía a dar un giro a la situación fue ella nuevamente quien me sorprendió. El leve empujón le liberó por completo de mis brazos, giró sólo unos cuantos grados y dejó rozar su espalda contra mi pecho – Claro que necesitamos perder las formalidades –dije junto a su oído mientras me movía lentamente para disfrutar de la calidez del roce de mi miembro sobre su trasero – Que culo… -ahogue esa diminuta frase en su cuello permitiendo que mis manos subieran por sus caderas hasta sus senos, los acaricie y luego los apreté con fuerza buscando sus pezones una vez más. Lamía su cuello bajando hasta sus hombros y subía con ligeras mordidas hasta su lóbulo ¡Necesitaba entrar en ella! Cuando logré recuperar la noción Black yacía cual ramera dispuesta para mí. Una sonrisa pervertida apareció al instante en mi rostro y reí, no sabía donde estaba jugando.

Me acerque a ella saboreando mis labios y pensando en tomar esas caderas, apegarlas a mi pelvis y hacerle gritar como nunca más lo haría. Aferre mis manos a sus caderas y deposite unos besos ligeros en su espalda hasta llegar a su cola, ahí mordí sus glúteos jugueteando con mi lengua de vez en cuando y sin darle aire le acomodé – Me equivoqué al pensar que eras recatada – susurré entre dientes. Me levanté para acomodar mis piernas al costado de las suyas y así tener un mejor ángulo al penetrar su cuerpo. Recorrí con mis dedos rápidamente su espalda y le obligué a separar sus piernas lo necesario para entrar en su sexo nuevamente. Ya dentro cerré mis ojos por unos segundos, esto solamente lo había pensado en reiteradas ocasiones y, poder ejecutarlo era algo inexplicable. Mis manos buscaron su cabello, lo acomodaron y lo apresaron entre mis dedos, le atraje con fuerza a mí por medio de su cabello y dispuse que mi otra mano acariciara sus senos. Mis gemidos iban en aumento al igual que mis arremetidas y mi control cada vez menor. Abrí mis ojos presionando mis dientes entre sí, necesitaba ocultar sólo por unos segundos el placer que sentía de tenerle bajo de mí y por sobretodo, la excitación que corría por mi cuerpo de sólo apreciar la humedad de su sexo en mi miembro.

Dejé que mi miembro liberara su vagina por unos segundos para acomodar su cabello entre mis dedos una vez más, no quería soltarle por nada del mundo y menos ahora. Mi mano libre golpeo sus muslos sin calibrar mi fuerza una, dos, tres hasta cinco veces y al terminar, le penetre con fuerza hasta el fondo, lo quité y volví a hacerlo de la misma manera y tras una cuarta vez, le atraje a mí quedado su cuerpo erguido contra mi torso – Como….como deseaba esto… - mis palabras estaban acompañadas de una respiración agitada y entrecortada, pero nada extraña para la situación. Bese su cuello sin dejar de dar pequeñas embestidas en su sexo y tras liberar su cabello baje con mis dedos por sus senos, su vientre, sus caderas y les ubique finalmente sobre su vagina - ¿Qué pasa Black, estás muy húmeda?  -mi mano derecha fue a su muslo y mi mano izquierda acarició suavemente sobre su clítoris.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Jue Mayo 31, 2018 1:35 am

Sus manos recorriendo mi cuerpo era algo que saboreaba al máximo, me alegró que no tomara literal el tema de un heredero, era impensable que pudiera cargar dentro de mí una vida, deje de lado esos pensamientos y seguí gustando de cada una de sus caricias y besos. Sentía la presión que ejercía sobre mi cuerpo, me permití sentir el rose de su miembro en mi trasero, aún se mantenía completamente erecto, respiraba con agitación deseando que volviera a estar dentro de mí. En cuanto recosté mi cuerpo en la cama, mi rostro expresaba una sonrisa traviesa esperando el actuar de Lestrange. Fue cuestión de segundos, sus manos se dirigieron por completo a mis caderas, las elevo con brusquedad hasta su pelvis, coloque la palma de mis manos en la fina seda para soportar mi cuerpo. Seguramente mi amante gozaba del poder que le daba tenerme en esa posición, totalmente sometida a lo que él quisiera hacerme, reí, en aquella habitación había perdido el control sobre mí entregándome completamente al placer, trate de no traer a mi mente algunos pensamientos, quería gozar de Rodolphus, de su miembro, del éxtasis al cual me llevaba con sus constantes arremetidas.

-¿Recatada? –reí- conoces bien que soy una mujer que le gusta experimentar y, tratándose de ti, te di ciertos privilegios- mi voz fue callada tras sentir su miembro penetrar mi sexo, no pude evitar liberar un grito de placer, sostuvo mi cabello con fuerza, levante mi cabeza instintivamente permitiendo que el ímpetu que utilizaba hiciera que su miembro entrara más profundo. Pequeñas gotas de sudor recorrían mi piel, mi respiración era agitada, mantenía mis ojos cerrados recuperándome poco a poco del éxtasis del momento. Mordí mis labios al sentir los golpes que le propinaba a mis muslos, de pronto, sentí como su miembro se liberó de mi vagina para volverse a introducir con mayor fuerza, ¡grite!, ¡gemí! no podía evitar la extraña combinación de placer y dolor que me provocaba con sus movimientos. Todo mi cuerpo se movía a su ritmo, mis piernas estaban rígidas en la cama, mis manos abrazaban con fuerza la fina seda mientras llegaba al orgasmo, la sensación sobrepasaba la exquisitez, el placer recorría todo mi cuerpo y mis entrañas. Quería sentirlo una y otra vez más, no era suficiente el placer al cual me había obligado a llegar.

Tomé un respiro cuando jalo mi cabello hasta erguir mi postura, mantenía los ojos cerrados escuchando sus palabras, mi lengua recorrió mis labios mientras mis manos quitaban el despeinado cabello que cubría mi cara. Agitadamente le espeté- Creo que esperamos demasiado para poder disfrutarlo Rodolphus, dudo que tenga ganas de parar- sus manos desviaron la poca atención que podía brindarle bajo esas circunstancias, sentí las yemas de sus dedos palpar mi clítoris, mordía mis labios mientras el hedonismo que me provocaba seguía elevándose. Recargué mi cabeza en su hombro, permitiéndome disfrutar la magia de sus manos- No lo suficiente querido, pero confió en que puede mejorar- mascullé entre los gemidos que me provocaba su tacto.

Después de un instante, gire mi cuerpo para besar sus labios- Vaya que sabes cómo complacer a una mujer, sospecho que tu nivel de expertiz lo debemos a más de una puta- murmuré lánguidamente mientras daba suaves besos alrededor de sus labios, bajando a su cuello, ¡mordiendo su cuello!. Lo lance sin cuidado a la cama para darme paso a estar arriba él, necesitaba un poco de control en aquella situación. Me monte sobre él, colocando mis piernas al lado de sus caderas, mi mano tomo su miembro, lo acaricio y, sin más, lo acomodé dentro de mi sexo, giré un poco mi pelvis para hacer que éste entrará más profundo. Mire sus ojos verdes dilatarse, mis manos fueron directo a la cabecera de su cama, necesitaba un apoyo. Empecé a mover lentamente mis caderas hacia dentro y hacia afuera de manera continua y repetitiva.



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Rodolphus Lestrange el Mar Jun 05, 2018 8:18 am

Poco a poco Bellatrix iba rindiendo por completo sus pasiones, sus deseos y movimientos a mi merced, sin embargo, conociendo su carácter y ese ego de dominar a quien fuera, pronto estaría sobre mí satisfaciendo su frenesí.

Sus besos recorrieron mis labios, bajaron por mi cuello y tal y como lo había pensado, sus manos empujaron mi cuerpo obligándome a caer sobre la cálida seda ¡Cómo me fascinaba ese actuar! Sus piernas rápidamente buscaron hogar al costado de mis caderas, acomodó su humanidad y buscó agilmente mi miembro permitiendo que entrará una vez más en la humedad de su sexo. Sentí como su vagina cedía y  sus nervios presionaban con fuerza medida mi virilidad - Black... - ahogue un ligero gemido entre mis dientes - continúa con esos movimientos... continúa... -cerré mis ojos por unos segundos y los abrí de golpe. Lleve ambas manos a sus glúteos forzando sus movimientos, necesitaba algo más de brusquedad ¡Me urgía ese toque! - ¿Crees que mi habilidad se deba a esas putas? - pregunté con cierta dificultad en mi respiración - Yo me preguntó donde... ¿Dónde has conseguido la tuya? - lamí mis labios sin quitar la mira de sus senos, era una vista más interesante que cualquier respuesta.

Los gemidos de mi compañera se estaban tornando algo “escandalosos” y temía por nuestra intimidad. No podía omitir que en el salón se encontraban mis padres y unos aurores en busca de respuestas, si bien, mi habitación estaba lo bastante apartada de ese lugar, no era bueno omitir la presencia de un elfo y luego, su voz susurrando al oído de mis progenitores mis aventuras con mi prometida. Busque con la mirada algo con que cubrir su boca pero nada era útil para mi cometido. Dejé que mi mano derecha fuera directo a sus brazos obligando a que su cuerpo cayera sobre el mío, sonreí tras sentir sus senos sobre mi torso y cubrí sus labios con mi mano libre – ¿Quieres que todos en esta mansión den por hecho nuestros actos pre-conyugales? – susurré cerca de su mejilla sin realizar movimiento alguno – Por otra parte ¿No crees que la cama se torna algo… aburrida? – le dirigí una mirada pervertida al tiempo que le mostraba el resto de la habitación con mis ojos.

Sin esperar una respuesta de su parte, le tome por sus brazos y le dejé caer a un costado de la cama. Me levanté sin perder el deseo y de la nada tomé su brazo obligando a que su cuerpo se incorporará junto al mío. Busque sus labios con locura y los bese de la misma forma, mis manos fueron a sus caderas y le guíe directo a la pared. Observé sus ojos esbozando una sonrisa – Quiero que seas mi esposa… y más… -masculle sobre sus labios dibujando sus caderas con mis dedos – No podré tolerar un mes lejos de ti – confesé en un absurdo juego ¡Ojalá Black no riera por esa patética declaración! Mis dedos subieron rápidamente por su vientre y se aferraron en la piel de sus senos, los acaricie, los presioné y los moldeé desesperadamente. Podía sentir mi respiración ir tan rápido como la suya y como el sudor de nuestros cuerpos nos delataba ante la pasión rendida y el desenfreno de nuestros deseos pero claro, ninguno estaba dispuesto a confesarlo a viva voz.

Miré sus ojos una última vez y riendo me acerque aún más a su cuerpo, separé sus piernas con las mías, dirigí mis manos a sus piernas y las elevé por sobre mis caderas  - Te advierto que… - aferré mis manos a su piel impidiendo posar sus pies en el piso y con suaves movimientos busque una vez más su sexo. Era una posición difícil pero la sangre seguía fija en el lugar correcto. Tras sentir su humedad en mi miembro le arremetí con fuerza, esta vez no me iba a detener, no más, ya no podía seguir conteniendo mis deseos y estaba por seguro que no duraría nada de esta forma y menos con ella. Dejé caer mi cabeza a un costado de su cuello y entre lamidas, mordidas y besos ahogaba ligeros gemidos de placer – me vuelve loco esta posición… -dije entre una complicada respiración y una incontrolada electricidad – Bella… - Mordí su cuello en un intento fallido de controlar ese punto donde incluso tu mente y control te niega toda acción y da paso a ese clímax de unos cuantos segundos.
avatar
Mortífago
Mensajes :
93

Galeones :
629

Fecha de inscripción :
10/04/2018

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Bellatrix Black el Miér Jun 06, 2018 2:14 am

Me satisfacía mover mis caderas para mi propio placer, de ese modo llegaba a mi punto G con mayor facilidad, no obstante, me percataba que Rodolphus disfrutaba de igual manera. La fuerza de mis movimientos aumento gracias a sus manos que impulsaron mis gluteos. Oía que murmuraba algo, sin embargo, en aquel momento no me disponía a escuchar cualquier cosa que dijera, buena o mala perdía importancia, solo me limitaba a saciar mis ganas de él. Los gritos aumentaron de volumen, Lestrange jalo de mí para acallarlos, reí por su acción y reí aún más con su pregunta. ¿pensaba en sus padres?¿los aurores? Yo solo podía pensar en la cantidad de orgasmos que sentía en este momento. Giré mis ojos revisando la habitación, en efecto, podríamos hacer más, aunque la comodidad de la cama no me desagradaba, otras posiciones le darían mayor diversión al sexo.

Manejo mi cuerpo a su antojo, solo lo observaba dirigirme a la pared, nuestros cuerpos siguieron pegados uno al otro, su miembro aún con excitación, esos 19.7 cm mantenían la misma firmeza que al inicio, lo mire pervertida. Sus palabras en aquel momento no pude ignorarlas, por primera vez hablaba de nuestro matrimonio como si fuera algo que deseara, no un simple trámite que teníamos que seguir por nuestras familias. Mordí sus labios mientras susurraba- Espero no le digas esto a todas las mujeres con las que te acuestas Rodolphus- reí y sentí como sus manos seguían recorriendo mi cuerpo, de mis caderas a mi vientre, se detuvo en mis senos masajeándolos, esto logro encender la temperatura de nueva cuenta. Mi respiración se agito y mi corazón golpeaba con fuerza mi pecho de todas las sensaciones que despertaban sus movimientos.

Con facilidad elevo mis piernas e instintivamente las envolví en sus caderas. Gemí sin censura ante sus arremetidas, uno, dos, tres, perdí la cuenta de la cantidad de veces que pasó, contraía mi sexo en cada arremetida, sentía golpear mi espalda con la fría pared, pero no importaba, realmente estaba llegando al éxtasis y, al parecer, mi amante estaba igual. Después de unos minutos paso, ambos habíamos llegado al clímax, sentí mi cuerpo caer en una absoluta relajación. Inhale tratando de recuperarme de la agitada sesión de sexo que había tenido con Lestrange, no podía negar que estaba extasiada por aquel momento – Rodolphus… que habilidad…. –poco a poco baje mis piernas para reincorporarme, después del momento de locura necesitaba tomar aire. Rose mis labios con los suyos una última vez y lo aparte de mi cuerpo, visualice mi ropa interior y aquel vestido desgarrado, reí y empecé a caminar por la habitación recuperando cada prenda - Admito que sabes comportarte a la altura Lestrange, me quedaría a disfrutar más de estos momentos pero ha sido suficiente de ti y como bien mencionaste, tenemos público a un par de pasos de tu habitación- coloque mis bragas, mi sostén, no intente colocar ni reparar el vestido que con agresividad había arrancado de mi cuerpo; pase directo a mi abrigo y lo coloque sobre mi cuerpo, era bueno mi gusto por los abrigos largos, en aquel momento ayudo para poder salir de su mansión sin dar explicación del por qué había entrado con vestido y salido sin él.

Fui hasta el espejo, acomodé un poco mi despeinado cabello, puse labial rojo en mis carnosos labios, ¡anhelaba un baño caliente!, necesitaba quitar la carga de sudor que tenía a causa del esfuerzo físico, pero esto sería en la casa Black, con el elfo a mis servicios siguiendo mis órdenes. Camine hacía la salida sin esperar algún comentario de Lestrange que impidiera que me retirara, ya había recuperado su fuerza y no habría razón de permanecer ni un minuto más en ese lugar. A unos pasos de la puerta me detuve, giré mi rostro para verlo regodearse de no tener que pagar ese “servicio” que le había brindado – Supongo que después de esta “reconciliación” –hice énfasis en la palabra, después de lo sucedido en Gringotts y, de la pequeña tortura en el despacho de su padre, podría llamar a este erótico encuentro una reconciliación- no tendremos problema de que se realice la boda, nuestras familias estarán complacidas de ello, será bueno darles la noticia a tus padres de que en un mes –miré la habitación- tendremos que compartir el mismo oxigeno- era un hecho, no podría dar marcha atrás a la fecha establecida, finalmente mi madre dejaría de fastidiar con ese tema y estando unida con Lestrange, podría dedicar todo mi tiempo a la causa del señor tenebroso, salí de la habitación.


!CERRADO!



TRY TO BE ME AND YOU WILL BECAME A GOD
avatar
Bru Administradora
Mensajes :
677

Galeones :
4728

Fecha de inscripción :
11/01/2011

Ver perfil de usuario http://merodeadores1976.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Doble humillación (Black) +18

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.